Agoniza Leones Negros

Están obligados a ganar en la última fecha ante Cruz Azul y que Puebla pierda en Torreón.

Leones Negros recibe a Veracruz en el Jalisco
Leones Negros vs Veracruz en el Jalisco (Mexsport)

Guadalajara

Los Leones Negros agonizan. Están a 90 minutos de la gloria ó del infierno. Perdieron este domingo en casa el partido más importante del año ante Veracruz por 1-2. Su futuro y la permanencia en Primera División ya no está en sus manos. Son últimos de la tabla de cocientes. Están obligados a ganar en la última fecha ante Cruz Azul y que Puebla pierda en Torreón.

Nuevamente la falta de contundencia jugó en contra de los melenudos. Perdieron una ventaja y ahora necesitan un milagro para quedarse en el máximo circuito. En cambio, los del Puerto han trepado al liderato general con 28 puntos, con mejor diferencia de goles que Tigres y Atlas

Alfonso Sosa revolucionó su oncena y sistema. Regresó a la línea de cinco zagueros. Leandro Cufré y Jonathan González fueron las novedades; Marcelo Alatorre y  Rodolfo Vilchis, los sacrificados.

Un descuido tempranero por poco pone a Leones en la lona. Luis Martínez filtró un esférico a la espalda de Félix Araujo, Julio Furch ingresó al área y sacó un derechazo que pasó por encima de la portería del Gansito.

Con el paso de los minutos los locales fueron sintiéndose mejor dentro del terreno de juego. Fidel Martínez comenzó a aparecer y ser el motor ofensivo de su equipo. La táctica fija provocó el primer susto a los escualos. Díaz cobró un servicio de esquina desde la derecha, en segundo poste Anangonó recentró con la cabeza al centro donde Fidel Martínez apareció para rematar de media tijera; su disparo se fue por un costado.

UdeG ya era más. Su medio campo era dueño de la pelota. El trámite del encuentro se efectuaba en campo veracruzano. Juan Luis Anangonó dio un nuevo aviso. Chepe Díaz centró desde el corredor derecho y el ecuatoriano mandó su cabezazo al borde del segundo poste.

La fortuna nuevamente sonrió a los universitarios. Una pifia de Melitón Hernández dio la ventaja para UdeG. Jonathan González mandó un servicio desde el carril derecho, durante el trayecto encontró el desvío de Emmanuel García, el balón se elevó aún más y en su intento de atajar el balón, el portero jarocho mandó la esférica a su arco. Gol que provocó el rugido de la manada. 1-0 para los locales.

Leones Negros buscó presionar más. En la tribuna la gente también lo hacía con el grito de 'portero, portero', agradeciendo el error de Melitón en el gol de su equipo. Para la parte complementaria Jonathan González se convirtió en la llave ofensiva por el corredor derecho.

Justamente de las piernas del ecuatoriano se gestaron las dos opciones más claras del segundo tiempo. González desbordó a toda velocidad, envió centro al segundo poste a la llegada de Christian Díaz, pero el remate del Pato fue tibio y a las manos de Hernández.

Un minutos más tarde, Jonathan nuevamente taladró y sirvió al corazón del área donde, completamente solo Fidel Martínez echó su cabezazo por la borda, provocando que los casi 50 mil asistentes ahogaran el grito de gol en la garganta.

Y si UdeG perdonó, los del Puerto no lo hicieron. Tras un tiro libre por derecha desde tres cuartos de campo, y previo rechace defensivo, el uruguayo Juan Albín tomó el balón y con potente zurdazo dejó parado al Gansito. Empate que silenció al Coloso de la Calzada Independencia.

Leones Negros mantuvo el balón, pero sus aproximaciones carecían de ponch. Conforme el cronómetro avanzaba la desesperación y falta de ideas caracterizaban los ataques melenudos. Carlos Reinos fue preparando a su equipo para liquidar en la contra, mientras que Sosa echaba toda la carne al asador.

Justo a cinco minutos del final, y cuando el lateral derecho José Díaz acababa de abandonar el campo para darle paso a Barraza, el veracruzano Emmanuel García se enfiló por todo la izquierda, se quitó a Reynoso y a González y dentro del área definió de pierna derecha ante el achique de Hernández. Voltereta que enterraba las ilusiones universitarias.

UdeG, con más corazón que futbol se fue con todo al frente. Los últimos dos minutos el Gansito fue un delantero más. En la última acción del encuentro, la fortuna le dijo no a los de Poncho Sosa. Christian Díaz envió un servicio de esquina, Anangonó alcanzó a desviar el balón con la cabeza y en segundo poste Félix Araujo martilló pero su cabezazo se impactó en el travesaño y luego en las manos del portero.