Del drama del descenso con Leones Negros al liderato con Veracruz

Varios jugadores que ascendieron a la UdeG, terminaron fuera del equipo; Óscar Vera es uno de ellos y ahora jugará la liguilla con los Tiburones.

Luis Alfonso Rodriguez de Jaguares y Oscar Vera de Leones Negros disputan el balón
Oscar Vera (derecha) (Mexsport)

Guadalajara

Ascendió con Leones Negros, se consolidó como titular el primer torneo, pero lo dejaron ir. Óscar Vera cambió las garras por las aletas viviendo la lucha por el no descenso en dos equipos, hoy está salvado con Veracruz y en la cima del torneo.

Mientras, la Universidad de Guadalajara sufrió todo el torneo para encontrar relevo por la banda izquierda, el refuerzo ecuatoriano no rindió y el cuerpo técnico intentó con tres opciones sin que alguna diera resultado. A pesar de todo, el mediocampista comentó a La Afición que no le guarda rencores al equipo, pero que se fue triste.

“Te soy sincero que me fui muy triste, es una institución a la que yo quiero mucho, pero ahora estoy en Veracruz y tengo que trabajar, soy profesional. Estoy muy triste por la situación que viven mis compañeros de Leones Negros no pierdo la fe en que  van a lograr un triunfo y que Puebla no lo lograr”.

Señaló que no cree que sea karma lo que le pasa a la UdeG por cambiar a quienes lograron el ascenso por otros jugadores, que al final, no rindieron como se esperaba; pues con él, la directiva siempre fue clara y su salida también se debió a trabas que puso su ex equipo, Atlante.

“No creo, esta institución (UdeG) siempre ha trabajado bien, siempre se nos habló desde el principio a los que salimos en su momento, que había las posibilidades de seguir, no era cuestión del club, era cuestión de los clubes a los que pertenecemos, yo pertenecía a Atlante y ellos pedían muchas cosas y por eso se cayó la negociación. No fue error de la directiva, creo que no tuvieron el acierto de traer a los extranjeros que ellos pensaban o no rindieron lo que ellos pensaban y esperamos que el futbol les dé la revancha. Es una buena institución, es una buena directiva y creo que al futbol mexicano le beneficia mucho un equipo así, esperemos que se salven y el siguiente torneo puedan encontrar los jugadores que puedan hacer grande esta institución.

“Nos tocó salir a varios y eso no quiere decir que por falta de capacidad, son circunstancias de trabajo que en ese momento si se presentaron y uno tiene que acatarlas de esa manera. Mi caso fue muy raro, se resolvió en 20 minutos y si me fui un poco triste, en UdeG tenía un poco más de minutos, en Veracruz no como yo quisiera”.

Finalmente, al vivir la pelea del descenso con los melenudos, que hoy están en el último lugar de la tabla de cocientes y con los Tiburones, quienes se salvaron desde hace dos jornadas, Vera señaló la clave para librar este problema. Sí, con resultados.  

“Creo que es el trabajo día a día, no dudo que mis ex compañeros de profesión no lo hayan hecho pero el futbol es de resultados”, dijo.