Leones Negros deja ir la liguilla

La falta de contundencia selló un semestre gris para Daniel Guzmán y compañía.

Los Melenudos tuvieron en todo momento su destino en sus manos.
Los Melenudos tuvieron en todo momento su destino en sus manos. (Mexsport)

Guadalajara

En pleno buen fin, Leones Negros no compró su pasaje a la Liguilla. UdeG quedó eliminado de este Apertura 2015 al empatar sin goles la noche de este vienes ante los Bravos de Ciudad Juárez.

Los Melenudos tuvieron en todo momento su destino en sus manos. La victoria de Atlante sobre Mineros obligó a UdeG a vencer a los fronterizos. La falta de contundencia selló un semestre gris para Daniel Guzmán y compañía.

Conscientes de que deberían ganar en el Jalisco para asegurar el liderato general de la competencia, los Bravos buscaron desde un inicio dañar la puerta del portero universitario Humberto Hernández.

El cuadro dirigido por Sergio Orduña comenzó a darle circulación a la esférica. Los visitantes fueron marcando el ritmo y en menos de cinco minutos ya habían esbozado peligro en terreno universitario.

El ex rojinegro Édgar Iván Pacheco era el hombre más dinámico de los verdes, quienes con el paso de los minutos fueron perdiendo el control del encuentro. Los melenudos, inéditos en el arranque fueron tocando el balón y cargando las acciones a su favor.

Pablo Olivera puso a temblar a los de Juárez con una media vuelta de zurda que rosó el poste izquierdo, justo cuando Edmundo Vázquez Mellado ya se encontraba en la lona liquidado.

Leones Negros era dueño del tránsito del balón pero carecía de explosividad en tres cuartos. Juan Anangonó naufragaba en el ataque sin balones ni acompañantes.

El encuentro fue trabándose en medio campo. Ningún futbolista era capaz de hacer una genialidad con sus botines. Cerca de la media hora de juego Jorge Mora creó la más peligrosa de los primeros 45. El volante universitario cobró un tiro libre directo desde los linderos que provocó el lance y estirada del portero rival.

En la parte complementaria UdeG mantuvo la intensidad. El medio campo melenudo generó por fin futbol. Los locales pisaron campo verde aunque sin mucha claridad.

El grito de gol de los presentes se ahogó cuando el silbante anuló el gol a Pablo Olivera. El uruguayo quedó completamente solo en el área chica, aunque recibió el balón en fuera de lugar.

UdeG se abalanzó con todo en la recta final. Daniel Guzmán quemó todos sus cartuchos con la intención de anotar. Quintero ingresó a terreno peligroso y encaró mano a mano a Vázquez Mellado, pero el portero visitante apagó el fuego con un manotazo salvador.