Fidel Martínez salvó a Leones Negros ante Pachuca

UdeG empató su juego, pero deja la sensación de que lo pudieron ganar.


Los de UdeG se olvidaron de ganar y la permanencia se le complicó a los melenudos.
Los de UdeG se olvidaron de ganar y la permanencia se le complicó a los melenudos. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Un punto que sabe a poco. La Universidad de Guadalajara dejó ir vivo a los Tuzos y se conformaron con una unidad que de momento les está alcanzando para estar por encima del Puebla. El descenso está que arde, los felinos se olvidaron de ganar y la permanencia se le complicó a los melenudos. 

Leones 1, Pachuca 1.
El mejor inicio de Leones Negros en lo que va del curso y no le sacaron provecho. No hay quien haga un gol y hasta los postes le jugaron en contra. Como ante Atlas y Pumas la Universidad de Guadalajara tuvo la primera clara y no la metió.

Al minuto 10 llegó un remate al palo de Vilchis, el rebote le quedó muerto a Fidel Martínez quien reventó el balón y lo mandó a la tribuna.

Pocas llegadas y cero efectividad por parte de los locales, en cambio los Tuzos hicieron daño pronto, gracias a la fortaleza de Nahuelpan.

El primer gol del partido fue gracias al empeño de Ariel Nahuelpan, el argentino no dio por perdido el balón y aprovechó que el portero se amarró y que la defensa no lo apretaron, se dio la vuelta buscó tirar al arco, pero su tiro dio en la humanidad de su compañero Gutiérrez quien solamente la mandó a guardar. Un parpadeo le costó muy caro a los Leones.

Antes de que culminara el primer tiempo los felinos tuvieron el empate, un gran remate de Anangonó que el Conejo Pérez mandó a tiro de esquina. Con la derrota parcial se fue la primera mitad del encuentro, poco futbol de parte de los universitarios.

REVOLUCIONADOS

El segundo tiempo fue un huracán la UdeG, tuvieron tres claras para empatar, pero de nueva cuenta los postes les quitaron tres tantos.

Al 48 una chilena espectacular de Anangonó que terminó en el poste, a la siguiente jugada el Pato Díaz que estaba coqueteando con el ángulo, pero el Conejo Pérez como en sus viejos tiempos mandó a tiro de esquina.

De nuevo Anangonó fue habilitado por Fidel Martínez dejó correr el balón y le metió toda la derecha, pero su envío dio en el poste.

Era tanto el acoso de Leones que Aquivaldo Mosquera se fue expulsado por doble amarilla y ni así llegaba el empate. 

La igual llegó mediante una gran jugada colectiva entre los ecuatorianos, Juan Anangonó de cabeza asistió a Fidel Martínez quien en dos tiempos venció al Conejo Pérez para empatar el pleito. 

La Universidad no soltó banderas, pese a tener un jugador de más en la cancha no se fueron con todo a buscar el triunfo, incluso metieron a un lateral en los últimos minutos, en lugar de darle oportunidad a un hombre de área. 

En la última del partido Fidel Martínez tuvo la del gane, se quitó a su marcador y definió sin fuerza a la posición del Conejo Pérez. Viniendo de atrás y con mucho sufrimiento Leones Negros empató su juego, pero deja la sensación de que lo pudieron ganar.