Leones Negros tendría descenso millonario

Leones Negros al igual que Puebla, expondrán en sus últimos dos juegos varios millones de dólares.

Leones Negros se juega sus últimas cartas
Leones Negros se juega sus últimas cartas (Mexsport)

Guadalajara

Descenso costoso. Cuando un equipo pierde la categoría no sólo se refleja en la cancha, también en el bolsillo.  Leones Negros al igual que Puebla, expondrán en sus últimos dos juegos varios millones de dólares.

De entrada, ser condenado a la División de Ascenso representa una devaluación de franquicia alrededor de 20 millones de dólares. En el máximo circuito, un equipo promedio cuesta –sin jugadores- cerca de 25 millones de dólares, de los cuales se reduce a cinco si se convierte en cuadro de segunda categoría.

Específicamente con Leones Negros, en caso de regresar al ascenso, además de estos 20 millones de dólares que se perderían de un momento a otro, dejarían de percibir cerca de 10 millones de dólares por año por concepto de derechos de televisión.

Los universitarios firmaron contrato multianual con ESPN y Claro Sport, aunque en caso de descender éste se rescindiría de manera automática. Contrario a lo que ha sucedido con otros equipos, como en su momento pasó con Estudiantes Tecos, UdeG no sería penalizado por la televisora si pierde la categoría. Leones Negros posee el quinto mejor contrato de este rubro.

Pero las pérdidas no terminan ahí. En cuestión de patrocinadores, los melenudos dejarían de recibir a sus arcas otros 10 millones de dólares anuales. Electrolit, Telcel, Casa Javer, Nazil, Coca Cola, Claro Sport, Aeroméxico, Perdura, Corona, Dportenis y Espn se anuncian en el uniforme universitario. En promedio, un equipo del Máximo Circuito logra explotar en este renglón entre 80 y 200 millones de pesos por año; los tapatíos son el séptimo mejor de la Liga MX.

Tanto en derechos de televisión como en patrocinadores,  ya en División de Ascenso UdeG podría recibir únicamente entre el 8 y 10 por ciento de lo que en este año futbolístico negoció con cada uno de ellos.

Con este panorama, una de las primeras decisiones que se tomarían en caso de descender  será la venta de los mejores futbolistas, pues en definitiva es imposible mantener esta nómina en el ascenso, esto a pesar de que UdeG tiene una de las más bajas del país (lugar 13 ó 14). El personal administrativo también se vería reducido.

En cuestión de taquilla, UdeG también se vería afectada si no logra la permanencia. En promedio (en el Apertura 2014), Leones cobraba entre 80 pesos y 150 pesos, aunque en este último torneo, por la situación del equipo, tuvieron que bajar a 50 y 100 pesos, precios que rondarían en el ascenso.

La mejor noticia para UdeG, es que pase lo que pase durante las últimas dos jornadas, las finanzas del equipo están sanas y en números negros.