"Gansito" Hernández, el portero perdido de Tigres

El arquero de Leones Negros hoy tiene menos goles recibidos que el actual guardameta felino Nahuel Guzmán, alguna vez perteneció a las inferiores de Tigres


El Gansito estuvo una corta estancia en la escuadra felina, la cual abandonó por continuar sus estudios
El Gansito estuvo una corta estancia en la escuadra felina, la cual abandonó por continuar sus estudios (Mexsport)

Guadalajara

El portero de Leones Negros, Humberto Hernández, perteneció alguna época a las fuerzas básicas de Tigres, rival de la jornada próxima, una oportunidad que dejó en su carrera profesional pero que espera en un futuro volver a tenerla para vestirse de auriazul.

 

A pesar de jugar por el no descenso con la Universidad de Guadalajara, el arquero ha destacado por las atajas que salvaron a la UdeG en jornadas pasadas de continuar una racha de juegos perdidos y con eso, tener menos anotaciones recibidas que las que Tigres tiene hasta el momento con el portero argentino Nahuel Guzmán: 9 en contra para Leones y 11 para los de la UANL. Aunque Hernández no jugó en la primera fecha donde su equipo recibió tres anotaciones de los Rayados.

 

El Gansito estuvo una corta estancia en la escuadra felina, la cual abandonó por continuar sus estudios y tomando otro camino para llegar a Primera División. El oriundo de Nezahualcóyotl, Estado de México, recuerda los buenos momentos y lo que le dejó su paso por las inferiores auriazules.

 

“Llego a Tigres a los 13 años, me consiguen una prueba allá en un torneo. Apenas iba a terminar la secundaria y voy, quedamos en segundo lugar y les gustó como jugué y mi participación, regrese a México a terminar mis papeles de la escuela y acabando el ciclo me regreso a Tigres. Estuve ocho meses ahí, en la cuarta división que era la categoría que me tocaba.

 

“Estaba muy chico y no tenían la infraestructura de la escuela, allá no me iban a poder dar la escuela. Me daban la prepa abierta, iba a ser muy difícil estudiar, entonces mi papá no quiso que me quedara porque también quería que siguiera estudiando”.

 

Una oportunidad menos para su carrera el salir de Tigres, pero Humberto mencionó que le gustaría jugar en un futuro para el primer equipo por la importancia del club felino en el futbol mexicano y por tener a una de las mejores aficiones de su lado.

 

“Sabía que Tigres era y es una gran institución, igual la nostalgia de querer transcender, que era una oportunidad menos porque abandonaba un buen club, donde si yo seguía el proyecto paso a paso pudiera llegar a jugar en Primera División.

 

“Siempre he querido regresar, jugar allá. Cualquier jugador quisiera estar en esa institución, por lo valiosa, porque siempre está peleando, porque gana títulos y la afición, la verdad que es una gran institución. Uno como futbolista lo sueña, de repente te imaginas defender esos colores”, expresó.