Leones Negros, a semifinales con “canasta llena”

FC Juárez derrotó al actual campeón de Ascenso tres goles a cero. 


Juárez controló sin problema a los Leones.
Juárez controló sin problema a los Leones. (Cortesía)

Guadalajara

Con un equipo repleto de suplentes, la Universidad de Guadalajara se metió a la cancha del FC Juárez y salió mal librado. El campeón de Ascenso fue muy superior a los universitarios y terminó por derrotarlos con un contundente tres por cero.

Pese a lo anterior, UdeG amarró el liderato general y las semifinales gracias a que Cafetaleros de Tapachula empató a uno con los Cañeros de Zacatepec.

En su primera aparición del torneo bajo los tres palos, Florencio Morán padeció la contundencia de los atacantes fronterizos; Tehuitzil, Carrijo y Ortíz se encargaron de amargarle la noche al cancerbero suplente de UdeG.

Fue el mismo Carrijo quien dio el primer aviso con un remate espectacular de chilena. Dentro del área, el atacante brasileño se elevó y conectó con fuerza el esférico, que para su desgracia se fue por un lado de la cabaña universitaria.

Durante el primer cuarto de hora Leones Negros lució impreciso en la parte baja y concedió facilidades a la escuadra fronteriza, quien sin mucho problema circuló la pelota en las inmediaciones del área melenuda.

Fue hasta el minuto ‘20 cuando los pupilos de Daniel Guzmán lograron pisar el área rival por primera vez. Villalobos condujo y libró defensores, sin embargo al soltar el esférico el peligro se esfumó y todo siguió sereno bajo los tres palos chihuahuenses. 

Las facilidades que concedió UdeG le pasaron factura al ‘34. Para sorpresa de propios y extraños, José Daniel Tehuitzil prendió la pelota en tres cuartos de cancha y la puso pegada al poste derecho de Morán para marcar el uno a cero.

Sólo tres minutos después se volvieron a inflar las redes universitarias con un cabezazo certero de Carrijo. El sudamericano saltó para rematar un centro y su testarazo terminó por vencer al cancerbero tapatío. Antes de irse al descanso la UdeG ya perdía por dos a cero.

Al regresar de vestidores la historia fue la misma; Juárez controló sin problema a los Leones y en poco tiempo amplió la ventaja en el marcador. Al ’53, en un tiro libre, Mario Virginio Ortíz puso el tercero en la frente de la UdeG.

Ya cuando agonizaba el juego, los Bravos pudieron marcar el cuarto pero esta vez Florencio Morán dijo que no. De nueva cuenta Carrijo remató en el área y obligó a que el meta volara hacia su palo izquierdo para desviar la redonda.

Al concluir la temporada regular con un marcador adverso, Daniel Guzmán tendrá que sacar conclusiones de cara a la liguilla de la División de Ascenso, pues los experimentos que realizó durante las últimas jornadas no siempre lo dejaron bien parado.