Toluca, obligado a dejar atrás los 'fantasmas' del centenario

A pesar de que no pudieron coronarse en la celebración de los 100 años de su existencia, los Diablos Rojos siguen siendo un equipo de calibre para competir, pero urge consistencia para mantener resultados

Toluca no pudo coronarse en el año de su centenario
Toluca no pudo coronarse en el año de su centenario (Imago7)

Ciudad de México

En el año de su centenario, Toluca no pudo cumplir con la meta más importante: conquistar algunos de los dos títulos que estuvieron en disputa en la Liga MX.

El cuadro choricero tuvo una participación relevante en el Apertura 2017 pero, al igual que en el torneo anterior, no pudieron capitalizar el trabajo realizado en la fase regular del torneo, donde finalizaron con 29 puntos y con el quinto puesto.

Los dirigidos por Hernán Cristante poco pudieron hacer en la liguilla, de la que se despidieron rápidamente al quedar eliminados por Monarcas Morelia, un equipo que de la mano de Roberto Hernández encontró una nueva cara y mayor estabilidad.

Los Diablos Rojos jugaron un torneo difícil, como la lesión que marginó a Alfredo Talavera, pero que le brindó una oportunidad a Luis García para probarse bajo los tres postes.

Efraín Velarde es el jugador que sobresale entre la defensa, que también cuenta con nombres como Rodrigo Salinas, Oscar Rojas y Maximiliano Perg, entre otros.

Rubens Sambueza, Antonio Ríos y Pablo Barrientos se mantienen como jugadores constantes en el esquema de Cristante, y no parece que esto vaya a cambiar en el Clausura 2018.

Ante las dudas de su continuidad, Fernando Uribe se mantiene en la plantilla. Con ocho goles, el colombiano lideró el ataque de los escarlatas, que totalizaron 24 tantos en el torneo. Gabriel Hauche, Ernesto Vega y Pedro Canelo son otros jugadores capaces de generar goles en momentos importantes.

Para Toluca es vital dejar atrás la decepción que supuso no coronarse en los 100 años de su existencia y concentrarse en el torneo presente para alcanzar la meta. Su principal tarea será ganar más encuentros, ya que tuvieron una foja de ocho victorias y cinco empates contra cuatro derrotas. La falta de consistencia podría jugarles en contra, pues muchos de sus resultados adversos se originaron por no saber mantener resultados.