Un Toluca sin figuras

Cristante toma la derrota sufrida ante América como un aprendizaje para mejorar en un futuro; sabe que a falta de figuras, el club debe trabajar mucho

Hernán Cristante
Hernán Cristante (Iván López )

Ciudad de México

Hernán Cristante vive su primer torneo como técnico, un golpe así ante América lo toma con calma; incluso, ve bien que esos descalabros lleguen ahora para corregir sobre la marcha en un equipo que no tiene hombres importantes.

"Estoy moralmente golpeado, uno no espera un resultado así. América ya trae una línea, era mejor que nosotros, no hay excusa y hay cosas por corregir. No puedo quedarme a llorar. (Somos) un club que no tiene figuras, debemos tener orden y paciencia, trabajar mucho", dijo el técnico del Toluca.

Hernán no pierde la calma, sabe que es aprendiz de la Liga MX y evita los pretextos, su equipo está para crecer y ofrecer, en el mediano plazo, alegrías a su nación.

"Después del primer gol se vio mi equipo un poco más agresivo y adelantado, el equipo se precipitó y fue impreciso. Nos sorprenden los goles, dimos muchas facilidades y se descompensa. Son errores de todos, el equipo se quiebra, se parte de todo lo que queremos".

¿Qué le falta a los Diablos? Cristante tiene claras las ideas y apelará al trabajo día a día para amalgamar a un club que está cerca de cien años de historia, uno de los más ganadores en torneos cortos del futbol mexicano.

"(Nos falta) más integración del plantel, me falta conjunción y un poquito más de feeling entre nosotros, nos falta más decisión y convicción. Perdimos muchos balones. La idea salió al revés".

Sobre el error de Miguel Centeno que costó el tres a uno definitivo, Hernán, figura en su época como portero escarlata, dio el espaldarazo a su meta, quien reemplazará a Alfredo Talavera, refuerzo de la selección mexicana Sub 23.

"Nada tengo que reprochar, se sentía responsable y a levantar la cabeza, lo voy a respaldar. Echarle la culpa a él sería injusto".

Finalmente, Hernán reflexionará sobre su derrota en un Azteca que pesó a sus hombres, tarea pendiente del estratega de nuevo ingreso en la Liga MX

"Cuando armamos este plantel sabíamos que teníamos dificultades. Talavera me expresó que no estaba para jugar y puse a Centeno, tuvo un error y eso desestabiliza. Estos golpes viene bien para corregir más rápido, esto te hace superarte. Nos costó mucho agarra la pelota. Nos faltó más precisión a la hora de jugar".