Toluca es el quinto calificado

El paraguayo Pablo Velázquez afianzó su liderato de goleo y los Diablos Rojos regresan a la Liguilla.

Milenio
Los Diablos Rojos en la celebración del gol del paraguayo Pablo Velázquez

Toluca

Aunque fue con una de sus peores exhibiciones del torneo, Toluca logró su primer objetivo: clasificarse a la Liguilla. Fue un empate 1-1 en el Estadio Nemesio Diez contra Atlas.

Como en todo el torneo Pepe Cardozo sorprendió con modificaciones en su once, dejó en la banca a Isaac Brizuela y en su lugar mandó a Carlos Esquivel; en la zaga también regresó a línea de cuatro con Da Silva y Pinto como centrales, por las bandas Óscar Rojas y Gerardo Rodríguez.

Atlas descansó a Omar Bravo y Facundo Erpen, reservados para la Final de Copa MX que disputará este miércoles.

Los Diablos Rojos debieron sentenciar el juego desde los primeros minutos, cuando mantuvieron un constante acoso en el área del portero chileno Miguel Pinto, pero fallaron siempre.

La primera chance escarlata la tuvo el paraguayo Pablo Velázquez, cuando al minuto 7, y tras un tiro de esquina, el balón le quedó de cara -sin marcación- y apenas cacheteó el balón; después, Esquivel quedó mano a mano ante Pinto, a quien le estrelló la pelota en una pierna.

En los minutos siguientes Sinha, Esquivel, Benítez y hasta Paulo da Silva intentaron con disparos de larga y media distancia, pero nada. Siguieron contadas respuestas de los rojinegros, evidenciando errores defensivos de los escarlatas, pero apareció el portero Alfredo Talavera para evitar el tanto.

Al minuto 47 el silbante Roberto García Orozco anuló un gol a Velázquez por mano de Sinha. Al medio tiempo ingresó Bravo y en la primera que tuvo al minuto 66 puso el balón en la red, la defensa del Toluca no despejó el peligro tras una pelota cruzada de lado a lado y Omar llegó para empujar de derecha.

Tuvo que venir una desventaja para que los Diablos Rojos del Toluca reaccionaran, despertaran del letargo futbolístico y retomaran el acoso sobre el área rojinegra. Cardozo hizo ingresar a Raúl Nava y a Edy Brambila para darle mayor profundidad a su ataque y al minuto 75 consiguió emparejar los cartones.

El empate del los Diablos Rojos del Toluca llegó luego de una jugada del paraguayo Édgar Benítez por la izquierda, llevó su desborde hasta la línea final y desde ahí sacó un centro que fue cortado en el área por Amaury Ponce con la mano, el silbante no lo pensó mucho y marcó la pena máxima, el líder goleador Pablo Velázquez lo tiró y estableció el 1-1 para su gol 12 (tres por encima de Oribe Peralta, quien no juega con Santos Laguna la última fecha, y Humberto Suazo, del Monterrey).