En el Nemesio Díez solo manda el Diablo

El capitán Paulo da Silva marcó el camino del triunfo con anotación en el minuto siete, mientras que Velázquez anotó en los 61 y 67

Toluca vence 3-0 Pachuca
Toluca vence 3-0 Pachuca (Mexsport)

TOLUCA, Estado de México

Los Diablos Rojos del Toluca volvieron a hacer pesar su cancha y celebraron los 60 años del estadio Nemesio Diez con una victoria de 3-0 sobre los Tuzos del Pachuca, duelo donde los rojos mostraron contundencia y así apagaron a unos hidalguenses que por momentos dominaron el juego pero les faltó precisión ante el arco de Alfredo Talavera, que por segundo juego consecutivo mantuvo el cero en su arco.

Tambien destacó el delantero Pablo Velázquez, que por segundo juego consecutivo en casa hace un doblete. Con esta victoria los Diablos Rojos llegaron a 8 puntos, mientras que los Tuzos del Pachuca se quedan con 6 unidades.

SON ÍDOLOS

Los dos valuartes que formaron la mejor versión en la historia del Deportivo Toluca se enfrentaban en lo que fue su casa, un Estadio Nemesio Diez que ya ve lejana esa historia donde José Cardozo con goles y Enrique Meza en la dirección técnica potencializaron a esos poderosos Diablos Rojos de finales del siglo pasado.

Ahora se se enfrentaron como colegas, el paraguayo en la banca escarlata y el experimentado mexicano como mandamás del conjunto de Pachuca.

A la salida del vestidor el saludo no pudo ser distinto, un caluroso abrazo y el deseo de suerte fueron las acciones que hicieron ambos técnicos en los segundos que pudieron saludarse, además de escuchar como la tribuna los vitoreaba, una afición dividida entre gritos de "Meza, Meza" y "Cardozo, Cardozo", que deja clara la idolatría que todavía gozan ambos entre los seguidores del Diablo.

CON LO MEJOR

La urgencia de una victoria en casa era inminente para Toluca, unos Diablos que saltaron al terreno de juego con lo que se supone su mejor plantel.

Talavera en el arco, custodiado por Paulo Da Silva, Aarón Galindo y Francisco Gamboa en la central, en las laterales con Carlos Esquivel y Miguel Ponce. El medio campo salió con Antonio Ríos, Richard Ortiz y Lucas Lobos, mientras que adelante actuaron Isaac Brizuela y Pablo Velázquez.

Los Tuzos repitieron casi el mismo cuadro que la semana pasada derrotó al Guadalajara, sólo con la ausencia de Gustavo Alustisa que salió a la banca. Pachuca saltó con: Oscar Pérez, Mosquera, Arreola, Pizarro, Lozano, Herrera, Hurtado, Gutierrez, Villalpando, Hernandez y su goleador Ariel Nahuelpan.

DIABLO TEMPRANERO

Con dos conjuntos que gustan de tener y darle buen trato a la pelota se esperaba un duelo por la tenencia de la misma en medio campo; sin embargo, Toluca no quiso meterse en trámites y de inmediato buscó ofender al rival, llegadas por los costados que no tardaron mucho en sutite efecto.

El primero en ensayar un tiro desde fuera del área fue Lucas Lobos (3'), potente disparó que pasó apenas arriba del arco del "Conejo" Pérez. Después llegó una jugada por izquierda, Miguel Ponce se agregó al ataque y llevó el balón hasta los dominios de Isaac Brizuela por el extremo donde el casaca 27 desbordó pero no pudo sacar el cento pues la zaga mandó el balón a tiro de esquina.

Derivado de ese saque de esquina al minuto 7 cayó el tempranero gol del Toluca, un centro de Lucas Lobos, justo al límite entre las áreas grande y chica, donde el portero Óscar Pérez se quedó amarrado en su línea, ahí donde apareció el capitán escarlata, Paulo Da Silva, sin marca y sin la necesidad de saltar metió un cabezazo que mandó la pelota a gol para el 1-0.

La anotación hizo de la media cancha una zona de batalla por la posesión del balón, ríspido juego que no tardó en pintar de amarillo a los laterales del Toluca, Miguel Ponce y Carlos Esquivel, además del central de Pachuca, Aquivaldo Mosquera.

Con ddominós alterno del balón las llegadas se intensificaron en las dos áreas, de tal manera que el silbante anuló un par de anotaciones, uno para cada equipo, por fuera de lugar.

La más peligrosa de Pachuca en la primera mitad fue hasta el minuto 23, un potente disparo por derecha de Rodofo Pizarro quien a la entrada del área escarlata sacó un fogonazo cruzado que llevaba destino de gol, pero antes de que cayera apareció el portero Alfredo Talavera y mano cambiada sacó el esfuerico a tiro de esquina.

TUZO AGRESIVO

Para la segunda mitad los Tuzos del Pachuca salieron por el empate. Renovaron su delantera con los ingresos de Simón Almeida y Gustavo Alustiza, cambios que revolucionaron a los hidalguenses y de inmediato se reflejaron en la cancha con llegadas importantes que no terminaron en gol por las buenas intervenciones del portero Alfredo Talavera.

De hecho los dos recién ingresados de inmediato pusieron a trabajar al guardameta escarlata, primero Almeida en un mano a mano por derecha donde el balón terminó en las manos de Talavera. Después, Alustiza remató por izquierda y el portero rojo desvió el remate.

La insistencia de Pachuca se mantuvo y ahora apareció el goleador, Ariel Nahuelpan, quien en el área encontró un balón a modo, lo remató de cabeza y al fondo otra vez apareció la figura del portero del Diablo.

VELÁZQUEZ APAGA EL FUEGO

Justo cuando Pachuca dominaba el partido los Diablos Rojos hilvanaron una jugada que apagó el ímpetu tuzo, una serie de toques que llevó el balón hasta el extremo izquierdo, ahí Carlos Esquivel tuvo tiempo de controlar el esférico, levantó la cabeza y puso un cento medido para Pablo Velázquez que de cabeza anotó el 2-0, esto al minuto 61.

La anotación le regresó a Toluca el control del juego, la posesión del balón y hasta pudo hacer cambios que lo hicieron más fuerte en medio campo y al ataque. Edgar Benítez entró por Lucas Lobos y Emilio Orrantia por Esquivel. Los Diablos no dejaron de atacar y pronto encontraron el gol que selló su segunda victoria el torneo.

El 3-0 llegó al minuto 67, jugada por el centro de Isaac Brizuela, quien encaró a Miguel Herrera, se lo llevó y disparó con potencia abajo por izquierda, balón que fue atajado por Óscar Pérez pero el rebote le quedó a Pablo Velázquez quien solo empujó la pelota para su segunda anotación de la tarde.