Cardozo, piedra angular en el Centenario de Toluca

En cien años de vida, son pocos los jugadores que puede presumir haber sembrado historia en los colores escarlata. El ex delantero paraguayo logró ganarse un lugar en el corazón de los Diablos


José Cardozo en su etapa como futbolista del Toluca
José Cardozo en su etapa como futbolista del Toluca (Mexsport)

Ciudad de México

Todo aquel que haya vivido la época de gloria de los Diablos Rojos del Toluca, vivió acostumbrado a esos tiempos donde a partir del 1998, y hasta el año 2010, el conjunto del Estado de México se convirtió en amplio protagonista del máximo circuito; cada dos o tres años, era común verlos dar la vuelta olímpica celebrando una nueva estrella en el escudo que hoy cumple 100 años de vida.

La famosa era de los años dos mil, fue marcada por una camada de jugadores que le dieron a los Diablos un estilo de juego vertical, casi letal para cualquier rival que los enfrentara; Manuel Abundis, Vicente Sánchez o Carlos María Morales acompañaron en aquel ataque al más grande demonio que el Deportivo Toluca ha tenido en su artillería: José Saturnino Cardozo.

El ex jugador paraguayo llegó a México en 1994, luego de haber probado suerte en varios clubes de Sudamérica y un breve lapso en el balompié de Europa; su inicio era poco prometedor al sufrir una lesión que le impidió disputar los minutos deseados con la casaca roja.

Fue a partir de 1996 que el guaraní comenzó a escribir su propia historia, una década en donde no se cansó de cosechar un éxito tras otro.

El hoy director técnico del Puebla se convirtió en un referente del equipo, no solo por la simpatía que logró entablar con la grada del Nemesio Diez, sino por su mortal olfato goleador. ‘Pepe’ es hoy en día el máximo goleador del club, con una cosecha de 249 goles, 29 de ellos conseguidos en un torneo corto, récord histórico que hasta ahora nadie ha podido igualar.

Sus goles no tardaron en rendir frutos a nivel colectivo, pues fueron piedra angular en los cuatro campeonatos que los mexiquenses lograron en un periodo de cinco años: 1998, 1999, 2000 y 2002. Cardozo también fue campeón individual de goleo en cuatro ocasiones.

Su accionar no pasó desapercibido para varios clubes del circuito nacional, quienes soñaban con tenerlo de planta en sus filas, pero únicamente Cruz Azul y Pachuca puede presumir el haberlo contratado como refuerzo para disputar sus respectivos compromisos internacionales, donde resalta el subcampeonato de la Copa Libertadores alcanzado con La Máquina.

Toluca no podía dejar al margen de los festejos al que sin duda ha sido, junto con los pilares en la construcción del que para muchos es un ‘grande’ del futbol mexicano, al artillero más potente en sus cien años de vida, el cual muchos, desde su retiro, en 2006, han querido con poco éxito igualar.