Ninguna presión

No haber anotado en la ida de la final de Concachampions tiene sin cuidado al Toluca quien sabe que para ser campeón debe ganar y confía en hacerlo. Al técnico José Cardozo le preocupa el arbitraje.

Cardozo confía en que serán campeones de Concacaf
Cardozo confía en que serán campeones de Concacaf (Especial)

Toluca

El gol de visitante es criterio de desempate para la final de la liga de Campeones de Concacaf, por eso, a Cruz Azul le bastaría hacer un gol y hasta empatar por cualquier marcador, excepto el 0-0, para coronarse en esta justa regional, situación que no le preocupa al estratega del Toluca, José Cardozo, quien sabe que si desea ser campeón debe proponer el partido, hacer anotaciones y ganar, sobre todo porque espera a un rival muy precavido.

"Nosotros quedamos conformes, queríamos hacer un gol pero no se nos dio, lo buscamos, me parece que para nosotros fue un partido donde la cancha influyo en el funcionamiento de los dos equipos, había agua en algunos sectores y dificultó un poco la posesión de la pelota, me parece que nosotros tuvimos más opciones de ganar el partido, ellos solo tuvieron una al 90', máximo tuvieron dos, nosotros tuvimos más y eso nos deja tranquilos, saber que fuimos un equipo que intentó ganar el partido", expresó el estratega escarlata.

Y añadió: "ellos pasan con el empate pero si los dejamos nosotros, vamos a salir a ganar el partido, sabemos que el rival no lo va a hacer, va esperar, la responsabilidad ahora es de nosotros, ya que ellos no la asumieron, nos toca pero no estamos preocupados porque el rival haga un gol sino por lo que nos toca generar, ellos esperarán un error de nosotros, una pelota parada para hacer daño, salir rápido al contraataque y nosotros saldremos a presionar y buscar un gol que nos permita manejar el partido".

El estratega descarta cualquier tipo de presión, al contrario, después del primero juega sabe que su equipo tiene más argumentos que el oponente para quedarse con ese titulo de Concacaf. "No hay presión ni aquí, ni en el Azul, ni en el Azteca, asumimos esa responsabilidad, queremos ser campeones, estamos muy relajados, muy tranquilos y a nosotros como cuerpo técnico nos da esa seguridad de que los jugadores trabajan toda la semana, están confiados y tenemos un equipo que saldrá a proponer el partido y no estamos presionados".

Y es que Cardozo no espera variantes de Cruz Azul, por eso la labor del Toluca será buscar esos espacios donde hacer daño y evitar las destanciones defensivas. "Sabemos que el partido acá va a ser más cerrado de lo que fue allá, seguro vendrán a encerrarse, eso lo trabajamos, buscar las opciones y ser inteligentes para abrir la defensa y podamos marcar la diferencia, no hay mañana, hay que salir campeones y siendo locales debemos marcar la diferencia".

FUE MANO

Aunque al inicio de la temporada prometió no hablar más del arbitraje, Cardozo arremetió contra Roberto García Orozco por no haber pitado una mano dentro del área de Cruz Azul, jugada que pudo haber cambiado el rumbo de esta serie final. "La prensa habla poco cuando no nos cobran un penal, y si yo no levanto la mano nadie dice nada, la mano de Flores es terrible, es penal y hasta ahora no veo en ningún lado que pasen la jugada. Ya me hace pensar mal".

QUIERE EL LIDERATO

Ya en temas de la Liga MX José Cardozo anunció que el sábado ante Atlas volverá a utilizar el 11 alternativo que ganó el pasado fin de semana a León, un duelo que sabe complicado pero que tratará de ganar pues el tema del liderato general todavía es objetivo para los escarlatas.

"Vamos a tratar de darle descanso a algunos jugadores que vienen jugando la copa y que juegan la liga, pondremos a los que la semana pasada ante León lo hicieron bien".