En Toluca enfrentarán el cierre de la temporada como si fueran finales

Los Diablos Rojos enfrentarán el cierre de la temporada regular como si de por medio estuvieran títulos pues son 12 unidades que les urgen para amarra su pase a la liguilla


Oscar Rojas defensa de los Diablos Rojos de Toluca
Oscar Rojas defensa de los Diablos Rojos de Toluca (Mexsport)

Toluca, Estado de México

Si bien los Diablos Rojos del Toluca actualmente ocupan la sexta posición de la tabla general con 19 puntos, están lejos de amarrar matemáticamente su pase a la liguilla, pues detrás de ellos hay por lo menos siete equipos con aspiraciones de quitarlos de esos sitios de clasificación.

Es por eso que para los escarlatas el cierre del torneo debe ser perfecto inaccionar y en resultados, juegos que enfrentarán como si fueran finales, pues quieren sumar las 12 unidades que restan y así no solo meterse a la fase final del Clausura 29015, también, escalar posiciones y terminar lo más arriba posible.

“Estamos en una situación que debemos de ganar los partidos que quedan, no podemos esperar empates, derrotas o resultados de otros, depende de nosotros y lo tenemos que hacer con victorias, es una final cada partido que juguemos y nos quedan cuatro”, expresó el defensa Óscar Rojas.

La primera final choricera será este sábado por la noche cuando visiten al León, partido que quieren ganar aunque no se confían del mal paso del rival en turno.

“Nuestra idea era ganar, sacar los tres puntos y ponernos arriba en puntos, lamentablemente no se pudo, no pudimos concretar pero estamos en zona de calificación y depende solo de nosotros y eso es lo que debemos de aprovechar”, dijo Rojas.

Y añadió: “León es un equipo peligros, lo ha demostrado así desde que ascendió, no porque venga con pocos puntos o mal nos vamos a confiar, este es el León que más nos puede complicar si nosotros menospreciamos o nos fijamos en los puntos que suman, en su casa y con su gente siempre ha sido muy complicado y este no creo que sea la excepción”

URGENCIA DE LOS DOS LADOS

En Toluca saben que este partido representa para León la última oportunidad de sumar puntos para meterse a la lucha por un sitio de liguilla, urgencia que no es exclusiva de los guanajuatenses pues los Diablos también requieren de victorias que los mantengan en zona de liguilla.

“Es un ultimo llamado para los dos, nosotros si bien tenemos ventaja por estar en zona de calificación, pero es una de la ultimas llamadas para los equipos que estamos en sexto, séptimo lugar y para abajo, es de los últimos llamados de aspirar a liguilla”.

PROTESTA ESTÉRIL

Por otra parte, para Óscar Rojas no hay mayor interés si la directiva de Atlas apela el trabajo del silbante Jorge Pérez Durán, quien en el pasado duelo ante Toluca pitó un penal en contra de los choriceros y después de unos minutos cambió de parecer y quitó esta pena máxima a los Rojinegros.

“Es un tema que no me gusta hablar mucho, pasó en el juego, no se si esté bien o mal lo que hizo el árbitro, si es reglamentario o no, pero ellos harán su protesta pero no creo que repitan el partido o les den los puntos. No podemos garantizar que anotarán el penal, ahí está Talavera y pudo detenerlo, así que es complicado que les den puntos”.

Para Rojas la jugada en cuestión no era penal y para él el silbante tomó una decisión acertada. “Desde que la vi en el partido sí le pega en la mano pero Jordan la tiene pegada al cuerpo, no se donde la pueda poner en un movimiento normal, nosotros como personas no caminamos con las manos atrás o en la espalda, nadie, él está en un movimiento natural y el balón viene muy cerca y rápido, imposible que tenga la intención de meterla”.

El zaguero de los Diablos detalló que está a favor de la tecnología en el futbol, aunque considera que tampoco terminaría con la polémica arbitral.

“Estoy a favor de la tecnología, aunque hemos visto que en los partidos pasan 15 repeticiones y tres personas dicen que si fue penal y dos que no, si con la tecnología y 10 repeticiones no se puede determinar si es penal, falta o gol, es complicado que si se hace quién tomará la determinación si es o no la jugada, es un tema complicado”.