Sufren pero ganan

Toluca se complicó de más para derrotar 4-3 a un Puebla que se metió al estadio Nemesio Diez dispuesto a llevarse los tres puntos pero al final salió vencido y con la expulsión de Cuauhtémoc Blanco. Los Diablos todavía dependen de ellos para avanzar

Los jugadores de Toluca celebran el gol del triunfo
Los jugadores de Toluca celebran el gol del triunfo (Mexsport)

TOLUCA

En un partido abierto, con goles y hasta anormal en un torneo como el de Copa MX, los Diablos. Rojos del Toluca se impusieron 4-3 al Puebla, en la ida de la tercera llave de esta justa copera donde los escarlatas estaban obligados a ganar para mantener aspiraciones de clasificarse a la siguiente ronda.

Toluca dominó en posición de pelota pero Puebla fue más efectivo en sus ataques, lo que hizo un partido entretenido donde los Diablos apretaron en la parte final hasta quedarse con la victoria, triunfo que los lleva a los 8 puntos en el Grupo 5 y se acerca a los 12 que tiene Puebla.

URGIDOS DE PUNTOS Y GOLES

Los Diablos Rojos estaban obligados a ganar por eso José Cardozo propuso un esquema ofensivo, agresivo en la marca y siempre buscando el control de la pelota. Como en toda la Copa MX echó mano de un equipo alternativo donde destacaron las experiencias de Francisco Gamboa y Miguel Almazán en la zaga, así como la titularidad del colombiano Wilder Guisao por el extremo derecho.

Toluca no solo necesitaba de unidades, también de muchos goles que mejorarán su diferencia de menos cuatro que les dejó la goleada en contra que se trajeron de Mérida. Sin embargo, en frente tenían al líder del grupo, a un Puebla que dispuso de un cuadro repleto de experiencia y con atacantes letales que hicieron mucho más complicada la misión escarlata.
Y es que La Franja también quería las tres ununidade para sellar su pase a la siguiente fase de la Copa, por eso, incluyeron en su alineación a hombres como: Cuauhtémoc Blanco, Luis Noriega, Gerardo Espinoza, Wilberto Cosme, Luis Esqueda y Hércules Gómez.

MUCHOS GOLES

La propuesta ofensiva no sólo fue de Toluca, también Puebla tuvo sus arribos y eso provocó un partido abierto, con llegadas en ambas áreas y sobre todo goles de los dos bandos.

Toluca encontró el camino de las anotaciones en jugadas a balón parado, táctica fija que mucho le gusta trabajar al estratega José Cardozo; sin embago, apenas los choriceros en contraron redes, de inmediato vino la reacción de Puebla, que aprovechó graves descuidos defensivos de los locales para igualar el marcador.

El 1-0 llegó muy temprano en el partido, apenas la minuto 7 en un tiro de esquina que cobró Erbj Trejo a segundo poste, justo donde Christian Pérez recentró para el remate de cabeza de Raúl Nava quien mandó la pelota al fondo.

Los rojos se mantuvieron atacando pero descuidaron algunas marcas como las de Hércules Gómez, que al minuto 24 emparejó el marcador. Un pase de larga distancia de Gerardo EspEspino al que el atacante de los poblanos llegó antes que su marca, lo bajó y en el área remató ante la inútil salida del portero Miguel Centeno para el 1-1.

Pese a ello los Diablos siguieron atacando, buscaron por los costados las llegadas de Wilder Guisao y Abraham Coronado pero sin mayores consecuencias al marcador.

La diferencia en favor de los rojos llegó en otra jugada a balón parado. Un tiro libre cobrado por Erbin Trejo por izquierda, con potencia y directo al arco, ahí, Miguel Almazán sólo metió la cabeza y desvió la trayectoria de la pelota para poner el 2-1, esto al minuto 38.

Pero otra vez, Puebla no tardó en reaccionar y un minuto después de la ventaja escarlata consiguió emparejar los cartones. Otra vez una falla de coordinación de la zaga roja. Luis Robles mandó un pase filtrado entre los dos defensas, que salieron a destiempo cuando pretendieron dejar en fuera de lugar a Hércules Gómez, quien sin marca encaró al portero y lo venció para poner el 2-2, marcador con el que terminó la primera mitad.

BUENO Y AMIONE PONEN DISTANCIAS

Para la segunda mitad los Diablos movieron sus piezas, ingresaron a Marco Bueno, Gabriel Velasco y Sergio Napoles quienes le dieron dinamismo al ataque mexiquense, hicieron que Puebla replegara línea y por fin pudieron distancias en el marcador.

El aviso antes de los goles lo puso el joven Mario Quezada que al 63 sacó un potente tiro que el portero Villaseñor mandó a tiro de esquina.

El 3-1 llegó al minuto 71, jugada donde Jerónimo Amione portegió el balón en el área, tiro y dejó a la entrada de Marco Bueno, quien de pierna derecha mandó el esférico a las redes.

El favor de Amione le fue pagado por bueno 14 minutos después, cuando al 85' Marco pasó para Jerónimo, éste le ganó a su marcador, giró y levantó un globo que venció al portero poblano para poner el 4-2 que parecía definitivo.

Pero Puebla vino a vender cara la derrota, por eso no dejaron de pelear y al minuto 87 consiguieron el 3-2 que le puso drama al cotejo. Un tiro de esquina cobrado por Cuauhtémoc Blanco que en el área remató Robles para mandar el balón a las redes.

Al final del cotejo, y justo cuando más apretó Puebla, Cuauhtémoc Blanco se hizo expulsar por doble amarilla y ahí se acabó cualquier intento de reacción del visitante para sellar el triunfo de los Diablos.