“La exigencia siempre va a ser máxima: ser campeones”

El volante de Tigres, Javier Aquino, a su llegada a la Ciudad de México, explicó que aspiran a lo máximo en este torneo; no le preocupa el invicto de Pumas en CU

Javier Aquino, a su llegada al AICM
Javier Aquino, a su llegada al AICM (Edgar Eloy Castillo)

Ciudad de México

A su llegada a la Ciudad de México, Javier Aquino tiene las cosas claras: Tigres tiene los elementos para aspirar al campeonato en el Apertura 2015. No lo esquiva, sabe que el plantel que tiene los regiomontanos los catapulta para ser candidatos.

"Por los jugadores, por el plantel que tenemos, la exigencia siempre va a ser máxima, ser campeones... Proponer en cualquier cancha, sacar buenos resultados y nosotros lo aceptamos así. Sabemos que tenemos una gran responsabilidad".

El cuadro que dirige Ricardo Ferretti acumula cinco victorias consecutivas y está enrachado. Sin embargo, en su siguiente enfrentamiento (domingo, a mediodía) se medirán a un cuadro que pasa por un momento similar: Pumas. Pero para el otrora 'wing' del Rayo Vallecano, el conjunto felino se enfocará en su trabajo y no en el del rival, a pesar de que éste esté invicto en su patio.

"Es un equipo (Pumas) que está mostrando solidez. Nos preocupa lo que podamos hacer o dejar de hacer. Tenemos que seguir con el buen funcionamiento, que el rendimiento del equipo sea alto, que volvamos a mostrar contundencia al frente y equilibrio en ambos lados. Será difícil, pero venimos por los tres puntos".

Salieron fortalecidos del Clásico Regio

Como si fuera una plática normal, Jürgen Damm atiende a los medios de comunicación. Habla y responde con tranquilidad. No le pesa que haya una decena de periodistas rodeándolo en el Aeropuerto de la Ciudad de México. En el imaginario, un hombre que su carta vale diez millones de dólares, se puede pensar como alguien altivo. Y él no lo es. Es un tipo que reconoce. Explica que perder la Libertadores fue doloroso, pero que, tras la racha ganadora del equipo (incluido la victoria 3-1 vs. Rayados), el cuadro auriazul está fortalecido.

"No quedar campeón en la Libertadores nos dolió mucho, entonces la revancha es la Liga para llegar a la final. Venimos de cinco partidos ganados. Va a ser un buen partido para saber para qué parámetro estamos. Sí (hemos salido fuertes tras el clásico). Tuvimos tres partidos muy complicados como lo es América, Monterrey y Xolos y que los ganáramos de muy buena manera, nos hace sentir muy contentos".