Tigres, salen por fiesta en el volcán

Los felinos enfrentan hoy al Veracruz con la firme intención de seguir invictos y subir a los primeros planos de la Liga


Ismael Sosa
Ismael Sosa (Mexsport)

Monterrey

Tigres y sus Incomparables quieren seguir la fiesta y esta noche en El Volcán esperan vivir un auténtico carnaval al recibir a los Tiburones Rojos del Veracruz.

En punto de las 19:00, con arbitraje de Luis Enrique Santander, los felinos intentarán alargar el invicto a siete jornadas, llegar a 15 puntos de 21 disputados y ver si con una combinación de resultados adversos de Xolos y Pachuca pueden amanecer el lunes como líderes del Apertura 2016.

 Los dirigidos por Ricardo Ferretti no pierden un juego de Liga, en calendario regular, desde la fecha 15 del Clausura 2016 cuando cayeron ante Santos, cerraron con empate ante los mismos Tiburones y victoria sobre Cruz Azul para meterse a la Liguilla y ahora son ya seis juegos sin derrota, para sumar ocho al hilo invictos.

Hoy tendrán en frente a un Tiburón desdentado que en los seis enfrentamientos previos con los auriazules no han podido ganar y han sido derrotados cuatro veces por apenas dos empates.

Veracruz llega a este duelo con cuatro encuentros en fila sin ganar, dos derrotas y dos empates, el último de ellos el viernes pasado cuando igualaron 2-2 ante Toluca y la afición jarocha pidió a gritos el cese del entrenador argentino Pablo Marini.

El técnico argentino tendrá que hacer modificaciones en su once titular ante las ausencias del defensor argentino Lucas Rodríguez, por suspensión, y el atacante colombiano Juan Pérez por lesión.

Por si fuera poco el problema para los jarochos, desde que regresaron a la Primera División, en el Apertura 2013, han sido víctimas constantes de los Tigres en cualquier cancha, sumando ya seis encuentros sin poder vencer a los auriazules.

Con la llegada de Marini en sustitución de Carlos Reinoso se pensaba que el conjunto jarocho podría volver al protagonismo, sobre todo después de lo que Pablo hizo en Puebla, sin embargo, las cosas no le han salido bien y vendrán ante Tigres urgidos de un buen resultado, que no es otro que la victoria, pues el empate de poco les serviría.

La última victoria del Tiburón Rojo en el Universitario se dio en el Clausura 2008, cuando eran dirigidos por Miguel Herrera y en la jornada 4 vinieron a golear 3-0 a los auriazules que eran dirigidos por Américo Gallego. Tigres llega motivado tras golear 4-2 al Pachuca con dobletes de André-Pierre Gignac e Ismael Sosa, quienes poco a poco se han ido encontrando cada vez más en la cancha y empiezan a ser piezas claves con su movilidad en el frente de ataque.

Los Incomparables están viviendo con su equipo un arranque que ilusiona, y aunque en el papel viene un equipo en mal momento y muy inferior en la calidad del plantel, para nada vendrá a abrirse como Pachuca y podría costarle más trabajo abrir el ostión.