Sosa aclara polémica por su levantamiento de dedo

El delantero de Tigres aseguró que no insultaba a nadie, sólo se rascaba la boca con su dedo, y aseveró que "nunca le haría un mal gesto a nadie"

Ciudad de México

Tras levantar la polémica en su llegada a la Ciudad de México por aparentemente enseñar su dedo medio a los medios de comunicación, el futbolista Ismael Sosa aclaró en Twitter que no le ‘pintó’ el dedo a nadie y que únicamente se estaba rascando la boca.

“Nunca le haría un mal gesto a nadie, siempre he tratado a todo el mundo con respeto”, asegura el delantero de Tigres, quien añadió que “no hace falta inventar” razones al ademán que realizó en su llegada.