Tigres, ¿el nuevo Ferrari?

La plantilla del América previo al Clausura 2015 estaba en boca de todos, hoy, todos voltean a ver a Tigres, un equipo armado hasta los dientes que, a falta de resultados, ya imprime respeto entre sus rivales

Gignac, Damm y Uche, los tres grandes refuerzos de Tigres
Gignac, Damm y Uche, los tres grandes refuerzos de Tigres (Mexsport / AP)

Ciudad de México

Faltaban escasos 8 días para el arranque del torneo Clausura 2015, y en conferencia de prensa, Paolo Goltz, zaguero del Club América, declaraba que, con los refuerzos adquiridos por el equipo para encarar dicho certamen, la plantilla se asemejaba al poderío de un auto Ferrari.

Declaraciones que acompañaron, para bien o para mal, a los de Coapa hasta su eliminación en los cuartos de final a manos del Pachuca; Darío Benedetto, Darwin Quintero, Cristian Pellerano y Miguel Samudio las caras nuevas que entonces reforzaban la escuadra comandada por el hoy técnico del Atlas, Gustavo Matosas.

Hoy, con un mes por delante para el silbatazo inicial del Apertura 2015, los Tigres de la UANL conforman un plantel digno de compararse con algún bólido de características similares al del otrora 'Ferrari Amarillo'.

Los de San Nicolás de los Garza prepararon una plantilla que les permita competir en los diversos torneos agendados para el próximo ciclo futbolístico, tales como: El torneo local, las semifinales de la Copa Libertadores y la CONCACAF Liga de Campeones.

Jürgen Damm fue la bomba del reciente Draft celebrado en Cancún, el novel extremo con grandes cualidades, fue arrebatado por Tigres a Cruz Azul y Chivas a costa de billetazos, pagando cerca de 10 millones de dólares por sus servicios.

Esta semana, el nigeriano Ikechukwu Uche fue anunciado como refuerzo del cuadro felino, procedente del Villarreal, el delantero llega para apuntalar el ataque felino de cara a la próxima temporada; sus credenciales, seis goles en 23 juegos disputados dentro del pasado torneo de liga ibérico, a sus 31 años, parece ser que el africano ha vivido ya sus mejores momentos como profesional, sin embargo quiere recobrar fuerza en el balompié nacional.

Con gran cobertura y desplegado de aficionados, el delantero francés Andre-Pierre Gignac arribó el jueves a Monterrey para unirse a las filas del equipo dirigido por Ricardo Ferretti. El galo de 29 años se presenta como el fichaje bomba de la Liga MX en este periodo de transición; 21 goles al servicio del Olympique de Marsella lo situaron como el segundo rompe redes en la pasa edición de la Ligue 1 francesa.

Con estos fichajes, más la ya de por sí competitiva plantilla auriazul, es inevitable voltear a ver al conjunto regio como una (si no es que la mayor) platillas competitivas del máximo circuito, aunque la tarea más complicada será crear un once donde destaquen todas sus figuras y que, a la postre se consigan los resultados previstos en todas las competiciones presupuestadas en el horizonte de la institución.

Que no quede en la simple carrocería, sino en el buen funcionamiento del motor al interior de un equipo que busca hacerse de un lugar entre los grandes del balompié azteca.