Lucha de gigantes

Tigres y América se miden en el juego de ida de la Final de la Concachampions, los felinos buscan su primer título internacional y las Águilas defender su corona 

Oribe Peralta y Gignac, atacantes de América y Tigres, respectivamente
Oribe Peralta y Gignac, atacantes de América y Tigres, respectivamente (Mexsport)

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, Nuevo León

Dos colosos del futbol mexicano se examinan en la Final de la Concachampions. Frente a frente dos proyectos deportivos que en los últimos tiempos se han acostumbrado a disputar títulos. Dos de las mejores plantillas que hay en el futbol mexicano. Dos instituciones de las más fuertes económicamente. Pero solo hay un premio: el pasaje a Japón no incluye invitado. Así que el actual campeón de la Liga MX tendrá que disputar ese ticket ante el vigente campeón de la Concacaf.

Este partido tiene su historia, el torneo anterior, cuando Tigres llenaba de cromos de primer nivel su plantilla, y América volvía de su pretemporada, Rubén Sambueza (capitán de las Águilas) dijo que su equipo no tenía nada que envidiarle a los felinos.

En el Apertura 2015, Tigres vino al Azteca para vencer a América por 1-0. En ese torneo, las Águilas se quedaron a un gol de encontrarse en la Final del Apertura 2015 con los universitarios.

En el curso actual, el conjunto de Ferretti vapuleó 4-1 al conjunto azulcrema en la Jornada 8. Un partido con matices porque aquella noche América careció de efectivos en ataque. Se volvieron a ver las caras un par de semanas después en un amistoso en Estados Unidos, de nuevo la victoria fue para el lado felino. Se puede decir que el equipo de Tuca es el que más se le ha atragantado a Nacho.

De cara a esta serie siempre se dice que las finales se juegan diferente, deberá validarlo América, porque en el papel parece que no sale como favorito, pero las Águilas son un equipo al que nunca se le puede dar por muerto, porque nunca está dispuesto a asumirse como sparring, no sirve para ello, cuando se le ve débil saca el orgullo y la personalidad. Además, esta plantilla tiene una deuda consigo misma y se han jurado luchar hasta el final por volver a Japón.

Mientras, Tigres es un equipo que a través de proyectos deportivos cimentados en una gran inversión aspira a posicionarse en la élite del balompié mexicano. Los de Tuca no fallaron el semestre pasado y en una final épica se llevaron el título de Liga. El cuadro de la UANL es uno de los mejor confeccionados, jugadores de primer nivel en cada línea y esta noche tratarán de validar su deseo de trascender a nivel internacional, algo que estuvieron cerca de lograr el año pasado en la Copa Libertadores.

Será la primera Final de Nacho, el momento para agregar una estrella a su curriculum. Enfrente estará un tipo que tiene un máster en este tipo de partidos. Tigres y América, dos colosos que pelearán un pasaje a Japón.