Tigres será “incómodo” en la Liguilla: Rodríguez

El presidente de Tigres rechazó que su equipo pierda peligrosidad en la serie de cuartos de final contra América, solo por haber entrado como octavo a la Liguilla del A2013

Alejandro Rodríguez, presidente de Tigres
Alejandro Rodríguez, presidente de Tigres (Mexsport)

Ciudad de México

Pese a que las posiciones en la tabla general ponen al América como el mejor y a Tigres como el equipo que rescató el torneo por haber clasificado en octavo lugar a la Liguilla, el presidente de los felinos, Alejandro Rodríguez, aseguró que su club no será presa fácil como algunos pudieran pensar.

Y es que las Águilas han sido etiquetadas como favoritos en la serie, algo que no le incómoda al directivo de los del norte.

"Los medios tiene la costumbre de marcar favoritos, y luego al que marcan favorito se desmarca y se la echa al otro. La realidad es que todos quieren ganar el campeonato y obviamente Tigres va a ser un rival incómodo; siempre lo digo, por qué, porque el torneo fue muy atípico para Tigres, debió haber quedado en mejor posición, pero no lo tuvo".

Enseguida, Rodríguez dejó en claro que "Tigres no va por una revancha, pero sus jugadores van a demostrar que están en un gran equipo y son grandes jugadores".

En lo que sí insistió fue en que su escuadra mereció más en el torneo, pero las circunstancias los hicieron perder puntos, y al final se metieron a la Liguilla en el último lugar que otorgó el Apertura 2013.

"De acuerdo al reglamento y de acuerdo a los puntos que obtuvimos estamos en octavo lugar y somos contendientes, lo demás es historia. Si nos ponemos a ver los partidos que empatamos y debimos haber ganado, yo le hago la contabilidad de 30 puntos, pero eso no es cierto, lo cierto es que soy octavo y que jugamos contra el América y vamos a pasar".

Varios han sido los equipos que han clasificado como octavo y al final se llevan el título, es por ello que Alejandro Rodríguez no desairó la oportunidad que tiene su conjunto.

"Ya estando en la Liguilla somos ocho contendientes, cualquiera de los ocho puede levantar la copa; esto es muy parejo y, salvo las sorpresas de Chivas, Pumas y Atlante que hicieron muy pocos puntos, los demás pelearon hasta el final por entrar".