Santos empata con Tigres y abdica a la corona

Los laguneros quedaron eliminados al empatar 2-2 con Tigres, quien se mantuvo en el subliderato general y acaria la liguilla; los tantos de los regiomontanos, fueron obra de Andre-Pierre Gignac y Egidio Arévalo, por los albiverdes marcó Djaniny Tavares y Javier 'Chuletita' Orozco

CIUDAD DE MÉXICO

Santos terminó su defensa de la corona en el Apertura 2015. Los laguneros reaccionaron, pero fue insuficiente y terminaron por empatar el encuentro 2-2 ante Tigres, que se mantuvieron en el tercer puesto de la tabla general

El cuadro de Ricardo Ferretti comenzó siendo ofensivo. Tomó rápido la iniciativa y al 6' dio frutos su esfuerzo, ya que Javier Aquino le ganó una pelota a Agustín Marchesín y le mandó un centro a André-Pierre Gignac, para que el francés se levantara, y con puerta semi vacía, marcó el 1-0 para los felinos.

Los pupilos de Ferretti siguieron al frente y al 21', estuvieron a punto de estirar la ventaja con un disparo de Jurgen Damm, que se fue apenas a un lado de la portería.

Llegó el descanso y los regiomontanos eran dominadores del encuentro; los dirigidos por Pako Ayestarán no encontraban la forma de agredir a su rival.

Ya en el complemento, Tigres mantuvo la fórmula. Atosigó a los albiverdes y volvió a dar resultados. De nueva cuenta, Aquino desbordó por callejón izquierdo. Metió una diagonal retrazada, que cayó en los botines de Egidio Arévalo Ríos, quien la empalmó y marcó el 2-0.

Pero los felinos dejaron vivir al campeón... y les costó. Al 70', un centro al área no pudo ser cortado por la zaga local y Djaniny Tavares la empujó para acortar distancias en el electrónico.

Los vigentes campeones siguieron al ataque, pero no encontraban el tanto del empate. Tigres atacaba, pero no mataba a su rival.

Y llegó el último suspiro. Un desborde por cajón derecho no pudo ser repelido por la defensa de los felinos, el balón se paseó por toda el área ante la mirada de todos. Cuando la pelota no encontraba destinatario, llegó Javier Orozco que marcó el empate y la decepción de los hinchas locales.

A pesar del festejo de los laguneros, quedaron eliminados matemáticamente del Apertura 2015 y abdicaron a su corona que ganaron el semestre pasado; Tigres, se mantuvo momentáneamente en el tercer puesto de la general y tendrán que esperar para sellar su boleto a la liguilla.