Los grandes contra Tigres

El torneo Clausura 2016 es una llamada para que América, Chivas, Pumas y Cruz Azul defiendan su prestigio y sean protagonistas; mientras los de Ricardo Ferretti tratarán de lograr el bicampeonato

André-Pierre Gignac
André-Pierre Gignac (Mexsport)

Ciudad de México

La historia del futbol mexicano le ha otorgado la categoría de Grande a cuatro equipos: América, Chivas, Pumas y Cruz Azul, este calificativo ha sido discutido por otros que reclaman la misma atención. Pero nadie puede negar que allá donde van las Águilas, el Rebaño, los universitarios y los cementeros, hacen palpitar el sentimiento de los aficionados que tienen en cada rincón de la república mexicana.

Las distintas plazas esperan con ansia la visita de estos equipos, los estadios suelen registrar buenas entradas, incluso las directivas del resto de equipos suelen aprovechar estos partidos para incrementar el costo de sus entradas. Es lo que tienen estos equipos, lo que ocurre alrededor de ellos siempre será noticia.

El Clausura 2016 no será la excepción, pero hay un matiz muy especial de cara al nuevo curso, que radicará en la capacidad que tengan estos equipos para hacerle frente al actual campeón del futbol mexicano y arrebatarles la corona que lograron hace unas semanas en Ciudad Universitaria. El pelotón del Tuca Ferretti es un equipo que, desde el torneo anterior, se robó los reflectores por la confección de su plantilla y que al final logró el título: Los Tigres se han convertido en una escuadra que ya ofreció una muestra de su poder.

El equipo regiomontano alcanzó en CU la gloria en un partido vibrante que llegó hasta la tanda de penales, donde corroboró que su millonaria inversión en refuerzos dio resultados. En apariencia, Tigres posee el plantel mejor diseñado del futbol mexicano, mejor balanceado y estructurado en comparación con los cuatro grandes. El campeón mantiene la base y ha retocado con un par de refuerzos. Mientras América, Chivas, Pumas y Cruz Azul no levantan la misma sensación de seguridad que irradia el equipo regiomontano, aunado a que su entrenador Ricardo Ferretti, se ha convertido en uno de los más efectivos en el futbol mexicano. A los cuatro grandes del futbol mexicano siempre se les exige protagonismo, se los reclama su historia, no hay excusas ni justificaciones con ellos, están obligados a competir y pelear por el título.

En el Clausura 2016, también tendrán el reto de doblegar a Tigres, un equipo que línea por línea parece estar por encima de las plantillas de los equipos de mayor arraigo; por lo que América en el año de su Centenario, Chivas, Pumas y Cruz Azul deberá hacer pesar su nombre y prosapia para hacer frente al campeón.

ENTRENADORES

Ricardo Ferretti es la experiencia andando, el tipo que mejor conoce y domina su sistema, y seguirá teniendo a su disposición un equipo rico en variantes. El reto de Tuca es el bicampeonato y ganar la Concachanpions, tiene una plantilla vasta para lograrlo, debe ser un cuadro protagonista. Si Ferretti hace de Tigres un equipo con espíritu libre será una gran atracción. No tendrá excusas el entrenador, después de tantos millones gastados, no estar en la Final será visto como fracaso. Ignacio Ambriz encara el gran reto de su carrera, tendrá poco margen de error, porque ya pagó el derecho de piso, no habrá contemplaciones y en el año del Centenario las Águilas deben levantar al menos un título de Liga y de la Concachampions, la entrega de resultados debe ser inmediata, sobre todo en los partidos en casa tienen que arrojar alegrías desde el arranque. Nacho no tiene mañana. Matías Almeyda llegó para cambiarle el rostro a Chivas, lo hizo campeón de Copa y el funcionamiento tuvo un cambio radical, el Pelado deberá articular un equipo que piense en la calificación a la Liguilla, lo que por ende los alejará de los problemas porcentuales. Ha demostrado capacidad, y con el conocimiento que ya tiene de su plantilla y de la competencia, no se le puede pedir menos que el Rebaño tenga un buen rendimiento y no sea un cuadro temeroso que priorice los puntos.

Guillermo Vázquez se quedó a un paso de cuadrar el torneo perfecto, el entrenador de Universidad tendrá que ratificar los números del curso pasado y que Pumas se mantenga como protagonista. Tendrá la Copa Libertadores y llegará un punto en el que se deberá decantar por alguno de los dos torneos, ha reforzado su plantilla y con la base que mantiene se espera que no baje el rendimiento.

Tomás Boy fue la apuesta de Cruz Azul, algo que rompió el molde habitual con el que se trabaja en La Noria; el Jefe sabe que en La Máquina ya no basta con jugar bien y ganar partidos, la exigencia está marcada desde hace años. Boy puede pasar a la historia como el entrenador que puso punto final a la sequía celeste, o engrosar la lista de entrenadores que pasaron por Cruz Azul sin alcanzar la gloria. El Clausura 2016, arranca este viernes. América es el primero de los grandes en entrar en acción. Después lo harán Pumas y Cruz Azul el mismo sábado. Tigres y Chivas lo harán el domingo. Los cuatro grandes están llamados a defender su historia. Tigres levanta la mano como campeón y rival a vencer. La batalla arranca.

ZONA DEFENSIVA

A nivel defensivo América, Chivas y Cruz Azul no tuvieron incorporaciones. Mientras a Pumas sí llegó en calidad de préstamo el colombiano Francisco Meza. Tigres mantiene su estructura defensiva, aunado a que siempre se ha dicho que Tuca es un entrenador que prioriza el orden en la retaguardia. En América, Ambriz deberá encontrar seguridad a nivel defensivo, para ello la misión principal es devolver la disciplina a sus jugadores.

Matías Almeyda llegó a Chivas y reordenó al equipo, este semestre seguirán viviendo la tensión del descenso, pero el Pelado es un entrenador que ha demostrado que sabe ordenar a su equipo. Pumas fue la segunda defensiva del curso pasado, la mejor de los cuatro grandes; ahora tendrán un complemento colombiano del que se hablan buenas cosas, ha llegado el momento de pensar en el futuro inmediato, porque el adiós de Verón está próximo.

Tomás Boy tendrá el gran reto de hacer de La Máquina un cuadro de garantías, a nivel defensivo ya demostró que puede montar un equipo solvente. En los seis partidos que dirigió, permitió seis anotaciones.

MEDIO CAMPO

En la recuperación y creación, Tigres posee jugadores de buen pedigrí. Jesús Dueñas y Guido Pizarro marcan la pauta a la hora de robar la pelota; Jürgen Damm y Javier Aquino son los encargados del desequilibrio. Contrataron a Lucás Zelarayán para ampliar la baraja de opciones de Ferretti. América no podrá contar con Javier Güémez, hay confianza en Daniel Guerrero. Y la llegada de William da Silva dará un aporte extra a la media de contención. Las Águilas también ficharon a Brian Lozano, un joven uruguayo que dará más creación y desequilibrio.

Ambriz cuenta con uno de los mejores medios campos de la Liga y tendrá que ser un equipo con buen volumen de juego. Chivas contrató a uno de los jugadores que se les había negado en los últimos años: Carlos Peña; el Gullit recuperó su estado futbolístico en el torneo anterior y en el Rebaño tendrá que convertirse en uno de los generadores de juego.

Habrá que ver si está a la altura de las circunstancias. Pumas fichó al chileno Mathías Vidangossy y a Hibert Ruiz, que van a enriquecer una zona crucial. Memo reinventó a Cortés como medio de contención y ahora debe encontrar el complemento para Javier, ya sea Alejandro Castro, David Cabrera o el mismo Hibert.

Cruz Azul reforzó esa zona con Aldo Leao, un hombre de toda la confianza de Tomás Boy, el centrocampista de origen colombiano tendrá que erigirse como barómetro de un equipo sobre el que pesa la demanda de cambiar la imagen paupérrima que ofrecieron el curso pasado.

ARTILLERÍA

Tigres reforzó su ya de por sí temible ataque. Llegó el paraguayo Fernando Fernández y el chileno Héctor Mancilla volvió para ponerse a las órdenes de Ricardo Ferretti. El poder ofensivo de los felinos es de los más completos, un pelotón que puede hacer soñar a su escuadra con el bicampeonato. América solo incorporó al joven Jesús Moreno, procedente de Alebrijes de Oaxaca, la directiva y el cuerpo técnico mantienen la confianza en Oribe, Benedetto, Quintero y Arroyo.

Las Águilas son de las ofensivas más completas, pero deberán conjuntarse y encontrar solución a la falta de gol que acusaron en varios partidos del torneo anterior. Chivas fichó a Orbelín Pineda, una promesa del futbol mexicano que cuajó buenas actuaciones con los Gallos Blancos, pero que ahora da un salto de calidad y de exigencia, porque Chivas seguirá peleando por alejarse del descenso, Orbelín tendrá poco margen para demostrar que puede estar a la altura del reto que supone vestir la playera del Rebaño.

Pumas fue el mejor ataque del curso pasado, Herrera, Sosa, Britos y Fidel, fueron jugadores que metieron miedo allá por donde se presentaron. Memo ha incorporado al colombiano Luis Quiñones, quien deberá cambiar la fama de problemático con la que aterriza en el Pedregal. En el papel, hay garantías para que Universidad siga encontrando el arco rival.

Cruz Azul incorporó a Joffre Guerrón, un jugador de buenas condiciones, pero que llega a La Noria por la falta de minutos que tuvo en Tigres, el ecuatoriano es un tipo con potencia y buen olfato, pero también llega a un equipo que acusa la exigencia de un campeonato y esa misma presión. A la espera de concretar la llegada de Víctor Vázquez, La Máquina es una incógnita en ataque.