Gignac, el francés que conquistó la liga mexicana

En la ciudad norteña, camisetas con su imagen se agotaron en las tiendas y banderas francesas lucían en el estadio.

André-Pierre Gignac
André-Pierre Gignac (Iván López )

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA, Nuevo León

El delantero francés André-Pierre Gignac ganó su arriesgada apuesta al rechazar ofertas en Europa para ir a México. En tierra azteca, conquistó la liga con sus Tigres de Monterrey y logró resucitar su carrera con la selección francesa a seis meses de la Eurocopa-2016.

A sus 30 años, Gignac parecía haber elegido el autoexilio cuando firmó con el club de la ciudad industrial del norte mexicano, pero se convirtió en el mejor goleador global del Apertura-2015 con 15 anotaciones, incluyendo dos goles en los dos partidos de la final contra los Pumas de Ciudad de México.

Con el triunfo de los Tigres el domingo, Gignac se erigió como el europeo más renombrado que ha salido campeón del fútbol mexicano, algo que se le negó en 1996 al español Emilio Butragueño, quien estuvo cerca de coronarse con el Celaya.

"Algunos pensaron que me estaba alejando de todo, que iba a vivir mi jubilación dorada por dinero. Mis acciones demuestran que no vine de vacaciones, sino para trabajar", dijo Gignac en noviembre cuando el entrenador de Francia, Didier Deschamps, lo convocó después de casi un año de ausencia.

El hecho de que la selección lo llamase de nuevo es "una prueba de que aún hay una conexión y que el exilio no era tan mala idea", dijo el jugador.

Sin embargo, su regreso con 'Les Bleus' se debió, en parte, también porque el delantero del Real Madrid Karim Benzema enfrenta una imputación por el presunto chantaje del 'sex-tape' contra su compañero en la selección Mathieu Valbuena.

Gignac ha visto aumentar sus probabilidades de jugar la Eurocopa en Francia, del 10 de junio al 10 julio próximos, después de que la Federación Francesa de Fútbol (FFF) anunciara la semana pasada que Benzema no será seleccionable "hasta que haya novedades" en el caso judicial.

Mientras la estrella de Benzema se va cayendo, la de Gignac se disparó en Monterrey, adonde estableció una rápida conexión con la pasional afición de los felinos.

- El francés, aclamado en Monterrey -

En la ciudad norteña, camisetas con su imagen se agotaron en las tiendas y banderas francesas lucían en el estadio.

El fervor con el galo es tal que, en julio, una joven pareja no dudó en nombrar a su bebé André Gignac Quistian Palomo.

"Soy el más feliz del mundo", declaró Gignac después del partido del domingo.

La contratación del francés resultó aún más prometedora porque, a diferencia de otros jugadores de talla internacional que han aterrizado al balompié azteca, llegó en plenitud de facultades y sin hacer caso a la prensa de su país que criticaba su decisión.

El francés Lyon, que jugó en la Liga de Campeones, y el turco Galatasaray eran algunos de los equipos interesados en firmar con el exatacante del Marsella, después de que anotó 21 goles en la liga francesa.

Pero Gignac prometió grandes cosas cuando llegó a México. Ya en junio hizo toda una declaración de intenciones: "Vengo a ser campeón de liga".

Y anotó 11 goles en la fase regular del tornero Apertura-2015, que derivaron en 15 de los 28 puntos que los Tigres lograron para clasificarse a la liguilla.

Pero el francés mantuvo su paso goleador en las finales. Hizo dos tantos que ayudaron a eliminar a Jaguares en cuartos de final, en semifinales se fue en blanco ante Toluca y en la final contra Pumas volvió a aparecer con dos goles.

- "Un matón" -

En el partido de vuelta de la final, Gignac se lució con un bonito gol en tiempo extra: hizo una magistral recepción en el área, giró y definió con un remate fulminante.

La jugada causó gran efecto en las redes sociales y la prensa mexicana lo destacó como el jugador que guió Monterrey a la final.

"¡Que Tigre!", decía este lunes el periódico Milenio con una foto de Gignac mirando el trofeo.