Razones de una pasión ‘incomparable’

Seguidores de Tigres fueron retratados por La Afición previo a la Final de vuelta, dando los motivos por los que consideran como el mejor a su equipo

Ciudad de México

Tigres tiene medio título en la bolsa, mismo que quieren redondear hoy en CU cuando se dispute la final de vuelta del Apertura 2015.

De cualquier forma, el cuadro norteño ya cuenta con una de las mejores aficiones del futbol mexicano, quienes explican, en once puntos, los motivos por los cuales se definen como los 'incomparables':

1 Enamorarse de estos colores desde su ascenso a Primera División en 1974, ya que nació grande al ser campeón de Copa en 1975 Y otorgarle a la ciudad el primer título en su historia.

2 Esa forma de vivir los partidos en el Universitario hizo que muchos aficionados se hicieran Tigres, más con los títulos del 1978 y 1982, ambos conquistados como visitantes.

3 Ser aficionado auriazul es dejar la garganta en la tribuna, desde antes de los partidos y durante los 90 minutos de cada encuentro.

4 Estar con el equipo en las buenas y en las malas. Se aguantó un descenso y cuatro finales perdidas, pero el amor por el club es más fuerte.

5 Viajar con el equipo a todas partes. Realizar invasiones a estadios de México y en el extranjero, como sucedió en la Copa Libertadores de América en el 2015.

6 Agotar los abonos de temporada sin importar correr el riesgo de un mal torneo, pues es tanta la confianza en el equipo que se paga un año de partidos por adelantado.

7 El apodo de Incomparables no es de a gratis. Para el seguidor felino no hay obstáculos que valgan con tal de verlos jugar en cualquier cancha.

8 Ser tigre no solo es pararse a cantar y alentar en la tribuna. Además es ir creando más afición por el equipo, tanto en la familia y círculo de amigos, que de inmediato se enamoran de la pasión felina.

9 Guardar siempre un amor incondicional por las leyendas del pasado, como Barbadillo, Boy, Batocletti, Mantegazza, Carlos Miloc; por las más recientes como Gaitán, Núñez, Ricardo Ferretti, Gignac, Suárez; en fin, un sinnúmero de estrellas identificadas con la Institución.

10 El objetivo es apoyar al cien por ciento en cada juego, sin burlarse del rival en ningún momento, pues lo primordial es disfrutar los triunfos y aprender de los tropiezos antes que cualquier cosa.

11 Ser tigre es pasión y fidelidad absoluta por el llamado equipo del pueblo.