Wimbledon 2017: La edición de la resurrección

Rafael Nadal, Roger Federer, Andy Murray y Novak Djokovic viven la última época de una élite en el tenis acostumbrada a ganar; la última oportunidad de verlos triunfar está cerca

La última Final de Wimbledon que Nadal y Federer disputaron, fue en el año 2008
La última Final de Wimbledon que Nadal y Federer disputaron, fue en el año 2008 (Reuters )

Londres

Wimbledon 2017 será un año de recuperar terreno y revivir glorias. Rafael Nadal, Andy Murray, Novak Djokovic y Roger Federer están en la plenitud de su carrera, los hombres estrella no dejarán margen de error en el All England.

Andy llega como el defensor con poco bagaje, siendo por primera vez el primer cabeza de serie, y con problemas por molestias en la cadera.

Murray llega con dudas después de caer en Cayó en Queen's contra su compatriota Jordan Thompson, sexta derrota este año ante un jugador fuera de los 'top 20'.

Mientras, Federer está en calma. Su noveno título en Halle le convierte en uno de los grandes favoritos este año, en el que podría convertirse en el segundo jugador en la historia en ganar ocho veces en un Grand Slam.

Nadal acude, después de no poder hacerlo por problemas en las muñecas en 2016 y, en este curso, pisó únicamente la hierba en Hurlingham, en la que ha perdido un partido (contra el checo Tomas Berdych),

Djokovic, por su parte, llega con el alma a tope, el mejor serbio será la joya de una competencia que, tal vez, verá a los '4grandes juntos'.

En contraste, la corona femenil tampoco tendrá a una favorita clara, y como en el masculino, el número uno también está en juego. La causa, la ausencia de la defensora, la estadunidense Serena Williams, quien espera a su primer hijo.

La alemana Angelique Kerber, actual reina de la lista WTA, la checa Karolina Pliskova y la rumana Simona Halep son las que cuentan con la posibilidad de ascender al sitio de honor de la ATP.

Finalmente, Wimbledon vivirá el regreso de dos jugadoras: la checa Petra Kvitova, doble campeona (2011 y 2014), y el de la bielorrusa Victoria Azarenka, reactivada después de su maternidad, con paso previo por el torneo de Mallorca. La edición de la resurrección está en marcha.