Kokkinakis no se da por vencido y es finalista en Los Cabos

El australiano de 21 años, que vivió casi dos temporadas fuera por lesiones, avanzó la final del Abierto al vencer al primer sembrado, Tomas Berdych.

Thanasi Kokkinakis
Thanasi Kokkinakis (@AbiertoLosCabos)

LOS CABOS, México

Thanasi Kokkinakis vuelve a creer. El australiano de 21 años, apartado del Tour de la ATP casi dos temporadas por las lesiones, avanzó a la final del Abierto de Los Cabos, al eliminar al primer sembrado, el checo Tomas Berdych, por 3-6, 7-6 (5) y 6-4.

El de Oceanía buscará en Baja California Sur, donde recibió una invitación de la organización, el primer título de su joven carrera, en la que ha estado más tiempo ausente que protagonizando este tipo de hazañas.

El actual 454 del ranking mundial había avisado sobre su regreso al ganarle sets al japonés Kei Nishikori y al argentino Juan Martín del Potro en Grand Slam, pero lo ha confirmado con una semana inolvidable, con un triunfo sobre Berdych a pesar de estar un episodio abajo.

El checo, que debutó en México en este torneo, no dejó las mejores sensaciones, tras sufrir en los cuartos de final y caer en las semifinales.

El duelo inició con una amenaza de peligro para el primer sembrado, quien de inmediato enfrentó una posiblidad de rompimiento, que evitó con un buen saque.

Esa fue la tónica del capítulo, ambos sirvieron bien, fueron agresivos cuando lo necesitaban y preferían los puntos cortos.

Tras ese susto inicial, ninguno sufría con su saque, hasta que llegó otro de los enojos del checo, que reclamó un Ojo de Halcón que le dio un punto bueno a su rival; distraído, enfrentó otro break, pero Kokkinakis dejó la pelota en la red.

Las dos chances que el australiano dejó escapar le pesaron un poco más tarde.

Con el duelo 4-3 a favor del 15 del ranking mundial, Thanasi concedió tres oportunidades de quiebre, y en uno de los pocos puntos largos del episodio, Tomas aprovechó.

Berdych mantuvo el buen saque y cerró el set con un 6-3, después de 34 minutos en la cancha.

El jugador de 21 años tomó una pausa larga antes del inicio de la segunda manga.

Le sirvió para mantener la agresividad e incluso aumentar el nivel, en busca de romper con la constancia del europeo.

Pero no era posible, Tomas sirvió bien incluso con el segundo, por lo que Thanasi se conformó con seguir a su altura y esperar a que llegara su momento (4-3).

Hubo detalles de calidad como una derecha profunda del checo o alguna aparición en la red del de Oceanía.

Pero el empate en el set no se rompía. Kokkinakis lo intentó en el game 12, con el 0-30, pero falló dos devoluciones y su adversario mandó el duelo al tie-break.

Ahí, Berdych se colocó 2-0 de inmediato, pero luego perdió seis puntos seguidos, para darle a Kokkinakis cuatro oportunidades de llevarse la manga, lo consiguió en la última, con ace de 198 kilómetros por hora.

El joven no se dio por vencido, y a pesar de enfrentar un break en el segundo game del tercer set, se recuperó y cambió la situación al quedarse con el saque de su rival (2-1).

Ya no miró hacia atrás, y con una ventaja de 4-2 volvió a romperle a Berdych, ya entregado a la irrupción del invitado, que con su saque no pudo cerrar el partido en la primera oportunidad que tuvo, y prefirió esperar unos minutos, porque para él, nada es sencillo.