Sloane Stephens se corona en el US Open

Tras un juego que duró una hora con un minuto, Stephens venció a Madison Keys con parciales de 6-3 y 6-0, llevándose el último Grand Slam del año

Ciudad de México

La tenista estadounidense Sloane Stephens se proclamó hoy campeona del Abierto de Estados Unidos tras imponerse en la final por el título a su compatriota Madison Keys por 6-3 y 6-0 en un partido que duró una hora y un minuto.

Stephens, de 24 años, debutaba este sábado en la última ronda del torneo y de un Grand Slam, igual que Keys, decimoquinta cabeza de serie, que quedó finalista

Asimismo, se enfrentó por segunda vez como profesional a Keys, tiene ahora ventaja de 2-0 después que también ganó a su compatriota en la segunda ronda del Abierto de Miami del 2015.

Su segundo duelo fue histórico porque se trató del primero para ambas en Flushing Meadows al convertirse Stephens, que llegó como número 83 del mundo, en la quinta ganadora que consigue el título sin que llegase al cuadro principal como cabeza de serie.

Pero en la pista central Arthur Ashe apenas necesitó 61 minutos para conseguir su primer título del Abierto de Estados Unidos, donde su mejor clasificación anterior había sido la cuarta ronda en el último torneo de Grand Slam de la temporada de 2013.

Ahora es la campeona con todos los merecimientos después de haber superado una grave lesión en el pie izquierdo de la que tuvo que operarse y no pudo comenzar a caminar hasta el pasado 8 de abril.

Stephens como campeona también se llevó un premio en metálico de 3,7 millones de dólares, mientras que Keys como finalista recibió otro de 1.825.000 dólares.

La final de este año en el Abierto fue la primera con dos finalistas estadounidenses desde que lo jugaron en el 2002 las hermanas Venus y Serena Williams, con triunfo para la segunda.

También fue la décima final del Abierto de Estados Unidos en la era Open en la que hubo dos tenistas locales en la disputa por el título.

El partido no tuvo más historia que la primera manga cuando Keys fue competitiva hasta que Stephens con su gran resto le hizo dos "breaks" para ganarla.

La segunda fue todo un pase de Stephens que superó a Keys en todas las facetas del juego para concluir el partido sin "aces" ni dobles faltas, pero con 10 golpes ganadores y seis errores no forzados para un total de 60 puntos ganados.

Mientras que Keys, de 22 años, se convirtió ella misma en la peor rival al cometer 39 errores no forzados por 30 golpes ganadores, sin que esta vez su saque con tres "aces" y una doble falta le ayudase.

La nueva campeona del Abierto de Estados Unidos, en menos de cinco semanas ha pasado de estar clasificada entre las 1.000 de la WTA a ocupar a partir del próximo lunes el número 17 del mundo, donde la española Garbiñe Muguruza será la número uno.