Se va otro favorito en el Abierto de Los Cabos

El estadunidense Sam Querrey cayó ante el colombiano Santiago Giraldo en la segunda ronda del Abierto de Los Cabos

Sam Querrey, fuera en Los Cabos
Sam Querrey, fuera en Los Cabos (@AbiertoLosCabos)

LOS CABOS, México

El estadunidense Sam Querrey se despidió de Los Cabos a la primera. En el partido que marcó su debut en el certamen, en la segunda ronda ante el colombiano Santiago Giraldo, cayó por 7-6 (1) y 6-3 para unirse a la lista de sembrados que se fueron de forma prematura.

Tras las eliminaciones del ucraniano Alexandr Dolgopolov (quinto) y el francés Jéremy Chardy, el duelo que abrió la segunda jornada deparó otra sorpresa.

Desde el inicio, el cuarto sembrado no se sintió cómodo con su arma más poderosa, el saque. Enfrentó tres oportunidades de quiebre, aunque se repuso de todas para ganar el primer game.

En cambio Giraldo apostó por puntos más largos, de peloteo, y porque Sam no encontrara el ritmo con el servicio.

Sin embargo, con el marcador 4-3 a favor del estadounidense, Giraldo regaló tres oportunidades de quiebre después de una doble falta, y en la segunda lo aprovechó Querrey para completar el 'break'.

El norteamericano sirvió 5-3 para el set, pero en la confirmación que no era su mejor tarde con el saque, se puso 0-30, luego permitió un doble rompimiento y dejó la bola en la red.

"Por suerte tuve un muy buen juego con la devolución, hizo cuatro primeros saques y le contesté todas, jugué muy acertado ese game, estaba cómodo en la pista, tenía buen feeling y debía aprovechar las oportunidades", contó el ganador.

Giraldo conservó su saque y el 5-5 pareció afectar a su rival, quien no regresó al partido. En el tie-break, una de las especialidades del estadunidense, pronto se fue abajo 5-1, y el colombiano aprovechó el primer punto para capítulo, con una doble falta de su rival.

El calor en Los Cabos y la falta de precisión en el saque hicieron mella en Sam, quien no encontró la forma de descifrar el tenis de peloteo desde el fondo de la cancha de Santiago.

Con el dominio del ritmo, el sudamericano se fue 2-1 arriba y encontró el momento de dar el zarpazo. Una bola a los pies fue imposible para Querrey y provocó tres oportunidades de quiebre, Giraldo convirtió la primera con una pelota larga de su rival.

El cuarto sembrado mantuvo su saque con problemas el resto del set, pero el daño ya estaba hecho, Santiago siguió trabajando los puntos, sin desesperarse, a que transcurrieran los games y finalmente se quedó con el triunfo 6-3 en el episodio, para llevarse el partido y el boleto a cuartos.

"Estoy muy contento, me gusta jugar en México, he tenido un año muy difícil, con no muy buenos resultados, pero sé que estoy en buen nivel de tenis, bien físicamente, tengo muchas ganas de estar de nuevo allá arriba y empecé hace un par de semanas con un Challenger y ahora aquí ligar partidos, voy con calma, esperando lo mejor", concluyó el colombiano.