Sam Querrey sufre, pero avanza en Los Cabos

El segundo sembrado del Abierto evitó una eliminación temprana, y se impuso en tres sets a su compatriota estadunidense Evan King.

LOS CABOS, México

El estadunidense Sam Querrey tuvo que recuperar dos veces su servicio y recurrir al tie-break en el tercer set, para vencer a su compatriota Evan King por 6-4, 4-6 y 7-6 (2), y avanzar a los cuartos de final del Abierto de Los Cabos.

El campeón de Acapulco no ofreció su mejor actuación, con poca movilidad y sin encontrar el primer saque, y estuvo cerca de pagarlo con otra eliminación en el debut en el torneo de Baja California Sur, como le ocurrió el año pasado con el colombiano Santiago Giraldo.

Sin embargo, utilizó todo su arsenal y su experiencia para recuperarse y conseguir una victoria que lo acerca al objetivo de tener las dos coronas nacionales.

"Fue difícil, es un jugador peligroso, ganó dos partidos en la calificación y luego en primera ronda, se sentía bien, en cambio era mi primer partido en cancha dura en varios meses, eso puede ser complicado, y a veces se trata de superar las rondas iniciales de estos torneos y mejorar para los siguientes partidos", señaló.

El primer set, con el factor del calor, tuvo poco ritmo, los dos esperaban desde el fondo de la cancha y confiaban en su saque, apenas tuvieron una oportunidad de quiebre cada uno, sin éxito, para llegar al 3-3.

En el séptimo game, Querrey enfrentó otro break, pero lo resolvió con un ace de 221 kilómetros por hora.

Pero cuando el encuentro no parecía tener algún dominador, Sam, arriba 5-4 fue por el servicio de su rival, y lo consiguió con una bola larga de King, quien había eliminado en la primera ronda al mexicano Manuel Sánchez.

El segundo capítulo empezó de la peor forma para el semifinalista de Wimbledon, con un 0-30, que poco después se convirtió en un doble quiebre en contra, que Evan aprovechó con una gran derecha paralela; el guión cambió, el 347 del mundo fue más agresivo, cortó la cancha y cerró los espacios para la potencia de Querrey.

Sam estaba fuera del partido, y abajo 2-4, entregó de nuevo su servicio tras un par de dobles faltas; Evan sirvió para el set, pero le tembló la mano, y dejó que su rival se acercara al 4-5. El campeón de Acapulco recuperó la agresividad, fue más profundo y complicó a su compatriota, que logró salir del problema y se apuntó el capítulo 6-4, a pesar del sufrimiento.

El inicio del tercer set fue igual al del segundo, Querrey concedió tres oportunidades de break y su adversario lo aprovechó al subir a la red; la habitual tranquilidad del 24 de la ATP se fue y de camino a la banca rompió su raqueta y la lanzó al lugar donde guardan las bebidas.

Con el 1-2, llegó el intercambio de servicios, primero quebró Sam, luego King, y de nuevo el segundo sembrado, para terminar 3-3.

Evan forzó el tie-break unos games más tarde y lo celebró, al pedir el apoyo del público; pero en el desempate apareció la fortaleza de Sam, que abrió las acciones con un saque de 198 kilómetros, y de inmediato consiguió el mini quiebre para llegar al 4-1, ya no volvió a fallar, y con su punto para partido terminó con el problema llamado King.