Sam Querrey, rey de México

El estadunidense, campeón de Acapulco este año, se coronó también en Los Cabos al vencer al australiano Thanasi Kokkinakis

Sam Querrey ganó el Abierto de Los Cabos
Sam Querrey ganó el Abierto de Los Cabos (Twitter @AbiertoLosCabos)

Enviado, Los Cabos, BCS

Sam Querrey bromeó con que quiere un tercer torneo de la ATP en México, porque de los dos que se disputan ahora en el país, ya tiene las coronas. El estadunidense venció 6-3, 3-6 y 6-2 al australiano Thanasi Kokkinakis en la final de Los Cabos, para ser el segundo campeón en la historia del Abierto.

Es el décimo título profesional para un norteamericano que ha vivido un año mágico, con el trofeo en Acapulco y las semifinales de Wimbledon hace unas semanas.

Al actual 24 del mundo, que a partir del lunes integrará el Top 20, parece sentarle bien México, ya que en Acapulco venció a David Goffin, Dominic Thiem, Nick Kyrgios y Rafael Nadal para coronarse en febrero.

En Los Cabos el camino fue un poco más sencillo, aunque comenzó con dudas en segunda ronda, mejoró en los cuartos, y tuvo que remontar en semifinales, antes de acercarse a su mejor versión en el juego decisivo.

Enfrente tuvo a un rival al que tras casi dos años de lesiones esta semana le sabe muy parecida a un título, con triunfo sobre Tomas Berdych, y ganándose el corazón de Baja California Sur.

Ambos iniciaron bien con el saque, el norteamericano ganó su primer game en cero, y el de Oceanía tampoco tuvo problemas.

Las dudas comenzaron para Sam con un 0-30 del que se recuperó con aces de 171, 198 y 194 kilómetros por hora, a pesar que su rival fue a buscar el quiebre.

En cambio, Thanasi se extravió por algunos minutos y lo pagó. Con una doble falta concedió una oportunidad de rompimiento, que le regaló a Sam por la misma vía (3-1).

Querrey lució diferente a sus inicios en segunda ronda o en semifinales, sólido con su servicio, paciente en la devolución y más agresivo, nada de dudas.

Kokkinakis sintió la presión y enfrentó otros cinco breaks en el sexto game, aunque logró mantenerse cerca en el marcador (2-4).

El joven de 21 años ganó su juego en cero, antes que el estadunidense sacara para el episodio; no falló y con un ace de 194 kilómetros se apuntó el 1-0.

Kokkinakis no se intimidó. Se concentró en volver a sacar bien y se colocó 2-1 en el segundo episodio.