La era de Roger Federer

Entre el primer título de Grand Slam del tenista suizo y el número 18 del domingo, solo se han coronado otros nueve tenistas en 55 grandes


Roger Federer
Roger Federer (AFP)

Ciudad de México

El 6 de julio de 2003, el suizo Roger Federer se arrodilló en la cancha central de Wimbledon, después de derrotar al australiano Mark Philippoussis, para conseguir su primer título de Grand Slam, apenas a los 21 años, a pesar que nunca había superado los cuartos de final de un grande hasta ese torneo.

El domingo 29 de enero de 2017, la celebración cambió. El helvético, de 35 años, gritó y al mismo tiempo lloró, tras vencer al español Rafael Nadal, en su primer campeonato en un major desde Wimbledon en 2012.

Entre ambos títulos pasaron casi 14 años y 55 torneos de Grand Slam; de ellos, Federer ganó 18. La era de Roger.

El suizo tomó por asalto el circuito de la ATP, al terminar la época de los estadunidenses Andre Agassi y Pete Sampras, y con la coronación en Wimbledon en 2003, comenzó un dominio en 12 de los siguientes 18 grandes.

En casi tres lustros, el helvético apenas ha permitido que otros nueve tenistas se coronen en la rama varonil en el Grand Slam.

El estadunidense Andy Roddick ganó su primer y único grande en el US Open de 2003, luego el argentino Gastón Gaudio se impuso en Roland Garros 2004, en una arcilla que nunca ha sido cómoda para Federer, y el ruso Marat Safin obtuvo su segundo y último major al vencer en Australia 2005.

Luego llegaron sus mayores competencias. El español Rafael Nadal eliminó al suizo en las semifinales de Roland Garros 2005, en el camino a su primera corona de Grand Slam; el de Manacor registra hasta el momento 14 de ese tipo.

Tras repartirse los títulos grandes en 2006 y 2007 entre Rafa y Roger, el 2008 inició con una sorpresa, el serbio Novak Djokovic se coronó en Australia, después de eliminar a Federer en semifinales, y comenzó una trayectoria en la que acumula 12 trofeos grandes.

La siguiente novedad en la lista fue el argentino Juan Martín del Potro, campeón del US Open 2009, tras derrotar en la final a la habitual aduana para la consagración, el suizo.

Después del triunfo de Roger en Wimbledon 2012, el selecto grupo de campeones de major solo ha admitido tres nuevos nombres: el británico Andy Murray se impuso en el US Open de ese mismo año, y luego se ha coronado dos veces en Londres.

Su compatriota y amigo, Stan Wawrinka, por fin dio el salto y se llevó el Abierto de Australia de 2014, Roland Garros 2015 y el US Open 2016.

El último nuevo tenista en llevarse un grande fue el croata Marin Cilic, tras vencer al suizo en las semifinales, en Nueva York en 2014. 

Hasta que Federer ha cerrado el ciclo. Los casi cinco años de espera terminaron, y en Australia, el domingo, llegó el título 18.

El suizo, junto a Nadal y a Djokovic, ha dominado el circuito, sin permitir que las nuevas generaciones levanten trofeos, apenas un puñado de tenistas lo ha conseguido, y cinco de ellos solo en una ocasión.

Philippoussis, Guillermo Coria, Mariano Puerta, Marcos Baghdatis, Fernando González, Jo-Wilfried Tsonga, Robin Soderling, Tomas Berdych, David Ferrer, Kei Ni-shikori y Milos Raonic, han estado en finales de torneos grandes, solo para quedarse con las ganas de conseguir uno.

El austriaco Dominic Thiem, de 23 años, octavo del ranking, el australiano Nick Kyrgios, de 21, el francés Lucas Pouille (22) y el alemán Alexander Zverev (19) asoman en el horizonte, pero para quedarse con un major tendrán que esperar al final de la era de Federer.