Nadal y Djokovic, cerca de la cita en Francia

El español y el serbio están a un paso de encararse en los cuartos de final en Roland Garros; David Ferrer y Andy Murray, también están en octavos

PARÍS, Francia

Una jornada más de Roland Garros y un día menos para el duelo más esperado: el español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic avanzaron a los octavos de final y quedaron a un paso de chocar en cuartos.

Nadal derrotó al ruso Andrey Kuznetsov con menos tenis del que reflejó el 6-1, 6-3 y 6-2 final, horas después de que Djokovic venciera al australiano Thanasi Kokkinakis por 6-4, 6-4 y 6-4 sin rastro de las molestias físicas que sufrió en segunda ronda.

El español, nueve veces campeón de Roland Garros, se enfrentará el lunes en octavos al estadunidense Jack Sock, mientras que el número uno se medirá el mismo día a Gasquet. Si ganan, habrá una final anticipada en cuartos.

"Cuando llegan los partidos que tengo ahora, como el del lunes, pues hay que dar un salto de nivel, de calidad. Si lo das, tienes opciones. Si no lo das, las opciones serán para el siguiente torneo. Así de claras son las cosas", dijo Nadal.

"He hecho las bases adecuadas para poder dar ese salto de nivel. Igualmente, creo que el nivel está siendo bueno", añadió el español, séptimo del ranking tras 12 últimos meses muy irregulares y con sólo un título, el de Buenos Aires.

Sin embargo, las sensaciones siempre son positivas para Nadal en París, donde ganó 69 partidos y sufrió sólo una derrota.

"Las cosas en la primera semana han ido muy bien. He ganado tres partidos sin perder un set, más o menos con contundencia. Sin dudas, no ha sido una de las peores primeras semanas que he jugado aquí en Roland Garros", explicó Nadal.

Nadal terminó el partido con un 59 por ciento de primeros saques y un 57 por ciento de puntos ganados con su primer servicio. En las dos primeras rondas acumuló un 69 y un 77 por ciento, respectivamente. Además, concluyó hoy con 25 errores no forzados, casi tantos que en sus dos primeros partidos juntos (29).

Su próximo rival, Sock, derrotó en primera ronda al búlgaro Grigor Dimitrov y hoy se deshizo del croata Borna Coric por 6-2, 6-1 y 6-4.

Djokovic va lanzado en busca del último grande que le falta en el palmarés y hoy necesitó una hora y 49 minutos para superar su tercer partido.

El número uno del mundo, que en segunda ronda necesitó la asistencia de un médico por un problema en la ingle, no dio ninguna opción a Kokkinakis, 84 del ranking con 19 años, y sumó su vigésimo quinta victoria consecutiva.

"Me sentí bien. No golpeé la pelota ayer porque el equipo y yo decidimos que era mejor saltarnos la práctica. Jugué suficiente al tenis los últimos meses", indicó el balcánico. "Mi cuerpo está bien, estoy estoy totalmente recuperado del último partido".

Doble finalista de Roland Garros, Djokovic no pierde un encuentro desde febrero, cuando cayó en la final de Dubai. Además, ganó todos los grandes torneos que disputó en 2015, el Abierto de Australia y cuatro Masters 1000.

El serbio jugará en octavos ante uno de los ídolos locales, un Richard Gasquet que venció por 4-6, 7-6 (7-4), 7-5 y 6-4 al sudafricano Kevin Anderson.

El británico Andy Murray y el español David Ferrer también avanzaron a los octavos de final en una jornada en la que no hubo ninguna sorpresa.

Tercer cabeza de serie, Murray derrotó por 6-4, 6-2 y 6-3 al australiano Nick Kyrgios. El escocés no conoce la derrota esta temporada sobre arcilla y acumula ya 12 victorias consecutivas, incluidos los títulos de Múnich y Madrid, los primeros de su carrera sobre la superficie naranja.

"Para mí nunca es fácil aquí, nunca me sentí así de cómodo en arcilla", dijo sobre sus años anteriores.

Murray se medirá en octavos con el francés Jeremy Chardy, que derrotó al belga David Goffin por 6-3, 6-4 y 6-2.

Ferrer sufrió más de lo previsto ante el italiano Simone Bolelli, pero reaccionó a tiempo para sumar un nuevo triunfo.

"Tenía que salvarlo, siempre hay un día en el que no puedes jugar bien tenísticamente y hoy no me he sentido bien en ningún momento. Ni físicamente ni con mis golpes", dijo Ferrer, finalista de Roland Garros en 2013, tras batir por 6-3, 1-6, 5-7, 6-0 y 6-1 a Bolelli.

El español chocará por un lugar en cuartos con el croata Marin Cilic, que despidió por 6-3, 6-2 y 6-4 al único argentino que quedaba vivo en el cuadro, Leonardo Mayer.