Rafael Nadal, finalista del Abierto Mexicano

El tenista español venció al croata Marin Cilic y peleará por la corona del torneo en Acapulco; espera a Sam Querrey o Nick Kyrgios.

Rafael Nadal está en la Final del AMT 2017
Rafael Nadal está en la Final del AMT 2017 (Imago7)

Acapulco, Guerrero

Sin Novak Djokovic en el horizonte, Rafael Nadal parece dirigirse a un nuevo título en Acapulco. El español ha llegado en su mejor forma y desde el inicio del certamen se ha mostrado como la apuesta más sólida.

En semifinales lo sufrió el croata Marin Cilic (6-1 y 6-2), un Top 10 reducido ante la derecha y la combatividad del ibérico, que amplió su marca a 14-0 en México, con 28 sets ganados en fila, antes de su tercer duelo decisivo en el Puerto la noche del sábado.

"Las cosas están saliendo bien, estoy en una buena posición de puntos en lo que va del año, tengo confianza, ilusionado por jugar una nueva final en Acapulco que siempre es muy especial, y ya es la segunda del año (perdió en Australia), en otro torneo importante", explicó el ganador.

El de Manacor tenía un plan diseñado para el duelo contra el número ocho del mundo: subir el nivel, sacar bien y ser agresivo en la devolución. Lo cumplió al pie de la letra, para dejar su marca, ganó los primeros cuatro puntos con su servicio, y luego se apuntó tres oportunidades de rompimiento, concretó la segunda, cuando su rival dejó la pelota en la red.

El ibérico se fue al descanso 3-0, pero al game siguiente se apuntó un nuevo break, con una derecha que desarmó al croata, que ni siquiera contó con su arma favorita, el saque, para poder competir contra el 14 veces campeón de torneos Grand Slam.

La actuación de Rafa, contundente con la derecha, preciso con el saque y con energía para ir por cada bola, borró de la pista a Cilic, quien se quitó el cero hasta el sexto juego del capítulo.

El segundo sembrado enfrentó tres quiebres en contra, que evitó con dos buenos saques y un gran revés, ni siquiera con el 5-1 le dio opciones a Marin, y a los 32 minutos ya tenía el episodio en la bolsa.

Era el Rafa de Acapulco, el que pasa por encima de sus rivales sin importar si son Top 10 o no, lejos de las dudas que dejó en cuartos ante el japonés Yoshihito Nishioka. Ni siquiera el público en la cancha central salía del asombro ante la actuación del dos veces campeón en Acapulco.

"Fue un buen partido, evidentemente, un duelo completo, empecé con buena intensidad, la clave fue que al comienzo él cometió más errores de lo habitual, y eso me ayudó un poco, arranqué con la determinación y la decisión adecuada, y en el segundo el juego más ajustado que el resultado, porque mejoró, pero salvé los momentos complicados con mi servicio, y aprovechar las devoluciones", señaló Rafa.

Nadal no dio descanso en el segundo set. Con otro revés obtuvo tres oportunidades de break, y concretó la primera, luego sostuvo para ponerse 2-0 y seguir el plan del primer set. Hasta ese momento Cilic apareció en el partido, su rival bajó un poco el ritmo, porque ya tenía la recompensa que buscaba.

Marin tuvo su propia oportunidad de romper, y la desaprovechó por un buen saque del español. Rafa respondió con un rompimiento tras otro revés para el recuerdo y se colocó 5-2, un marcador que reflejaba la diferencia en la pista.

Con su servicio, el español dispuso de dos match point y concretó el primero, con una gran derecha, para después festejar de forma contenida, aunque levantó los brazos al cielo; el español ejecutó el plan a la perfección, y subió el nivel a tal grado que fue imposible para su rival.

Pero el ibérico tiene ahora una nueva estrategia, la de extender su dominio en Acapulco a 15 partidos y 30 sets, de conseguirlo se quedará con su tercer trofeo, en su segunda casa.