Nadal avanza a octavos del torneo de tenis de Barcelona

Tras la victoria del domingo pasado en el Masters 1000 de Montecarlo, el español venció 6-1 y 6-2 al brasileño Rogerio Dutra Silva 

Rafael Nadal
Rafael Nadal (AP)

Barcelona

El español Rafael Nadal debutó hoy en el Torneo Conde de Godó de Barcelona con un contundente 6-1 y 6-2 sobre el brasileño Rogerio Dutra Silva en la segunda ronda.

En una jornada marcada por la lluvia, que retrasó en varias horas la disputa de los partidos previstos para hoy, Nadal se clasificó por la vía rápida para la ronda de octavos, donde mañana chocará con el sudafricano Kevin Anderson.

En la pista central del Real Club de Tenis Barcelona, recién bautizada con su nombre, el campeón español necesitó apenas una hora y 15 minutos para doblegar al tenista brasileño, número 69 en el ranking mundial, y confirmar su buen momento de forma.

Tras convertirse el pasado domingo, en Montecarlo, en el primer jugador en conquistar diez veces un mismo torneo en la era Open, Nadal aspira a repetir el récord esta semana en el Godó.

El vigente campeón del torneo barcelonés, que suma ya nueve trofeos en su palmarés, es el principal favorito para alzarlo de nuevo el próximo domingo.

El primer paso lo dio el actual número 5 del mundo en un día gris, frío y lluvioso, ante un rival que apenas pudo replicarle en algunos juegos del segundo set.

El primero fue casi un monólogo de Nadal que, muy cómodo con su saque, hizo gala de un muy buen revés para cerrar el set en menos de media hora con un inapelable 6-1.

Sin presión y consciente de que no tenía nada que perder, Dutra Silva rompió el servicio del tenista español en el primer juego del segundo set, se colocó 2-0 tras ganar su saque y luego vio cómo Nadal remontaba el vuelo recuperando su derecha y su agresividad.

Con momentos de gran tenis, el nueve veces campeón del Godó aceleró hasta el 6-2 con el que cerró el partido.

Mañana, en una jornada que se anuncia también lluviosa, Nadal se medirá al sudafricano Anderson, número 66 del ranking mundial, que en la víspera había eliminado al español David Ferrer.

Tras el triunfo, el tenista español, rey de la tierra batida con 50 títulos en su historial, recibió "con gran satisfacción" la placa con su nombre que ahora luce en la pista central del Tenis Barcelona.