"Hay una gran opción de acabar borracho esta noche": Wawrinka

Para mí ha sido una gran sorpresa jugar tan bien. Vencer a Rafa, incluso estando lesionado, mencionó Wawrinka sin ocultar su emoción.

Wawrinka sólo piensa en celebrar
Wawrinka sólo piensa en celebrar (Reuters)

MELBOURNE, Australia

El suizo Stanislas Wawrinka campeón del Abierto de Australia, tiene decidido competir en la eliminatoria de Copa Davis del próximo fin de semana contra Serbia, pero hoy tras ganar el título señaló que había muchas posibilidades de "acabar la noche borracho"

"No sé si acabaré vivo esta noche, pero iré", dijo Wawrinka. "No he llamado a mucha gente después del partido, solo a mi mujer y mi hija. Mi hermana y Roger (Federer) sí me han llamado", comentó.

"Roger es un buen amigo y para mí es el mejor jugador. Es increíble, y un amigo fenomenal porque siempre quiere lo mejor para mí", dijo "Stan", que ya había comentado que el de Basilea le había enviado mensajes de texto aleccionándole para ganar a Nadal.

"Para mí ha sido una gran sorpresa jugar tan bien. Vencer a Rafa, incluso estando lesionado. Ganar a Novak en cuartos, y a Berdych en semifinales...", recordó Wawrinka que al serle preguntado por el tatuaje que lleva en su antebrazo izquierdo dijo que es su norma de vida.

"Tengo el tatuaje de Beckett en mi cabeza desde hace mucho tiempo. Así es como veo mi vida en particular y también mi vida tenística", señaló al referirse a la frase del novelista irlandés Samuel Beckett.

"Siempre intentaste. Siempre fallaste. No importa. Intenta otra vez. Falla de nuevo. Falla mejor" se lee en su antebrazo.

"No jugué bien porque esperaba que fallase. Estaba nervioso pero empecé a darme cuenta que podía ganar el torneo" señaló al comentar lo que sucedió en el tercer set.

"Es un poco una locura lo que sucedió porque no esperaba ganar un Grand Slam. Yo pensaba siempre que no era lo suficientemente bueno para vencer a esos tíos", dijo al referirse a los cuatro primeros.

"Entonces él se lesionó y vi que era duro para él. No fue tan fácil, no obstante, porque quería ganar el partido pero era una final. Jugué lo mejor que se durante el primer set. Me sentía realmente bien sobre la pista. Moviéndome muy bien y sintiéndome agresivo", dijo Wawrinka.