Djokovic cumple y avanza a segunda ronda del AMT2017

Novak venció 6-3 y 7-6 al eslovaco Martin Kliza para saldar su primer compromiso del torneo en Acapulco con solvencia, ante una grada que todo le coreó al serbio.

Novak Djokovic avanzó a segunda ronda
Novak Djokovic avanzó a segunda ronda (Reuters )

Acapulco, Guerrero

La versión de Novak Djokovic que debutó con un triunfo en Acapulco se pareció más a la de los últimos meses, en la que escasean los títulos y sufre derrotas sorpresivas. El triunfo ante el eslovaco Martin Klizan no dejó puntos para el recuerdo, ni pareció tan contundente como la jerarquía del número dos del mundo indicaba.

Incluso el ambiente en la cancha central estuvo lejos del recibimiento que le brindó a Nole en el entrenamiento del domingo, había más expectativa que emoción, ante la aparición del ganador de 12 torneos de Grand Slam.

El serbio, sin experiencia previa en Acapulco se debió ajustar a las condiciones, pero lo más difícil no fue el calor, sino el viento que fue factor.

El primer game se lo llevó Djokovic sin dificultades, con el saque y sin peloteo; su rival concedió una oportunidad de rompimiento, pero se la quitó con una buena derecha; sin embargo, el primer sembrado no ajustaba y tuvo hasta tres quiebres en contra, que resolvió.

Al partido le faltaba ritmo, pero Klizan daba muestras de no dejarle el show solo a Nole, con una zurda de calidad, el eslovaco amenazó de nuevo en el quinto game, pero el número dos del mundo resolvió con un ace de 194 kilómetros por hora.

Las oportunidades que desperdició Martin, las aprovechó el Djoker, que con el 0-30 se lanzó por el quiebre, que consiguió gracias a una bola larga de su adversario; confirmó el break sin mayores problemas, y tras el game ganado de Klizan, Djokovic sirvió para el capítulo.

Parecía que Novak había ajustado la mira, aunque le faltaba ritmo, y hasta el segundo punto para set se lo apuntó, tras 36 minutos.

Djokovic se apegó a su estrategia, esperar desde el fondo, con golpes contundentes que poco a poco demolieran al eslovaco. El plan pareció rendir frutos desde temprano en el episodio, cuando Djokovic consiguió el rompimiento, después que su rival dejó la pelota en la red.

Con la desventaja 0-2, Klizan fraguó el regreso, confió en sus posibilidades, y sobre todo en esta versión de Nole, con más dudas que certezas.

Del 0-2, Martin pasó al 4-2 a favor, gracias a un par de rompimientos que provocaron la frustración de Djokovic, que dejó para otro día la diversión sobre la pista. El rival imponía seriedad y la falta de ritmo del serbio, que no jugaba desde la segunda ronda de Australia, obligaban a un esfuerzo extra.

El séptimo game fue clave. Klizan pareció superado por la situación, cuando tenía en sus manos enviar el duelo a un tercer episodio. Concedió tres oportunidades de break, y Nole aprovechó la primera, para demostrar que la diferencia entre los primeros del ranking de la ATP y el resto, es la mentalidad en los momentos definitivos.

Con el 4-4, Novak miró el marcador, el debut en Acapulco era más difícil de lo que pensaba, pero se encomendó al tie break.

El desempate dejó otra muestra de la diferencia entre el número dos del mundo, y la mayoría de los tenistas del planeta, incluido el 62 de la clasificación. Apenas en el primer juego, Klizan falló una bola fácil, para el mini rompimiento del serbio, que provocó la ira del eslovaco contra la red.

El zurdo se jugó una última posibilidad, y la consiguió con el 3-3, pero de nuevo, la mentalidad de Djokovic y la calidad, justo cuando la necesitaba se hizo presente, para ponerse 5-3.

Con el match point, Novak hizo el mejor punto, y lo consiguió sobre la red. Entonces sí, llegó el festejo del número dos del mundo, la liberación. Extendió los brazos y luego apretó al puño, antes de saludar a un rival que le dio más problemas de los esperados.

Después saltó sobre la cancha central de Acapulco, volvió a estirarse y recurrió a su celebración habitual, la de extender los brazos desde el pecho hacia cada uno de los cuatro lados del estadio, la gente se le entregó, con gritos de júbilo.

La versión 2017 de Djokovic apareció en el Abierto Mexicano y ya tiene una marca de 1-0. Nada mal para empezar.

Compra aquí tus boletos para el Abierto Mexicano de Tenis