Acusan a María Sharápova por supuesto fraude

La tenista rusa fue denunciada por una particular en la India, por ser la imagen publicitaria de un proyecto inmobiliario fallido, por lo que se ha iniciado una investigación 

María Sharápova
María Sharápova (Reuters)

Nueva Dheli, India

La tenista rusa María Sharápova ha sido denunciada en la India por un particular que asegura haber invertido en un proyecto inmobiliario fraudulento del que la deportista era imagen publicitaria.

Un tribunal de Delhi ordenó a la policía la apertura de una investigación después de que Bhawana Agarwal demandara a la inmobiliaria Homestead, por supuestamente no tener licencia para construir un lujoso complejo residencial llamado "Ace by Sharapova", informó hoy a Efe el abogado de la demandante, Piyush Singh.

La demandante asegura que pagó unos 70.000 euros para reservar un apartamento en un proyecto de viviendas del que la tenista era imagen.

Sharapova "debería haberse asegurado de la legalidad del proyecto que estaba promocionando, eso es lo que la ley dice", explicó a Efe Singh, al justificar la inclusión de la deportista en la demanda.

En opinión del letrado, la rusa "no solo promovió de forma agresiva las actividades fraudulentas de los acusados, sino que además apoyó el proyecto de forma pública y es, por lo tanto, parte de esta conspiración criminal".

Según el abogado, Sharápova viajó a la India "dos o tres veces en 2013 para conocer a los posibles compradores".

La publicidad de Homestead señala que el complejo residencial debía contar con una cancha de tenis donde los habitantes "podrían incluso disfrutar de una sesión privada" cuando estuviese en la India.

Según Singh, la policía, a la que se le ordenó la semana pasada la apertura de la investigación, debe determinar "en los próximos 30 o 60 días" si hubo delito o no.

"Ace by Sharapova" no es el único proyecto de Homestead que porta el nombre de un conocido deportista, ya que entre sus proyectos se cuenta la "Michael Schumacher World Tower", esta sí, en proceso de construcción.

No es la primera vez que en la India una figura pública se ve envuelta en una demanda contra un producto o servicio que promocionan publicitariamente.

El popular actor indio Amitabh Bachchan se vio inmerso en una demanda en 2015 contra la multinacional Nestlé por la venta de unos noodles (pasta) precocinados de Maggi, una de las compañías del grupo, que contenían exceso de plomo y que fueron retirados del mercado.

Bachchan, junto a otras celebridades, promocionó estos fideos, motivo por el cual fue incluido entre los demandados y un juez ordenó una investigación policial