Los 6 magníficos del Abierto de Acapulco

Con cinco integrantes del Top 10, incluidos dos ex número uno del mundo, y con el monarca de la Copa Davis, inicia la edición 24 del Abierto Mexicano. Novak Djokovic llegó ayer y entrenó, provocando gran algarabía entre la gente

Djokovic, Nadal y Del Potro
Djokovic, Nadal y Del Potro (EFE/AP/Reuters)

Acapulco, Guerrero

Juntos suman 28 títulos de Grand Slam y más de 180 trofeos de la ATP. Hay dos ex número uno del mundo, tres medallistas olímpicos y dos campeones en Acapulco.

La edición 2017 del Abierto Mexicano de Tenis comienza con el mejor cartel de su historia en la rama varonil, con cinco integrantes del Top 10, tras la baja de última hora del canadiense Milos Raonic, y con Juan Martín del Potro, monarca de la Copa Davis el año anterior.

Son los seis magníficos. Nunca el certamen ATP 500 tuvo tantos integrantes de la élite.

Lo más cercano fue en 2015, con tres miembros del Top 10 en ese momento: David Ferrer, Kei Nishikori y Grigor Dimitrov.

Pero sus antecedentes son incomparables con quienes jugarán en las canchas azules a partir de esta tarde.

En septiembre, el AMT anunció como cartas fuertes para disputar la edición 24 al español Rafael Nadal, el argentino Juan Martín del Potro, el campeón vigente, el austriaco Dominic Thiem, el croata Marin Cilic y el belga David Goffin, para el draw más poderoso de su historia.

Pero a ellos se sumó el jueves, Novak Djokovic, el serbio que dominó el tenis los dos años y medio anteriores al último semestre de 2016.

Y ayer llegó Nole a Acapulco. “Estoy muy contento de venir. Espero tener una experiencia positiva. Quiero conocer a la gente y quiero tener un buen torneo, jugar bien para poder pelear por el título”.

Por la noche, tuvo un entrenamiento a puerta abierta y el estadio tuvo más de tres cuartas partes de sus tribunas con fans que disfrutaron de Djoker, quien en varias ocasiones jugó con el público, incluso hasta haciendo la ola.

Entre Rafa y Nole tienen 26 trofeos de Grand Slam, han estado 364 semanas en el número uno del ranking mundial (siete años) y dominaron el tenis entre 2010 y 2015.

Para el español es el regreso a Acapulco, en donde se ha coronado las dos veces que lo ha visitado. 

En 2005, para apenas el segundo título de su carrera, y en 2013 para iniciar una temporada que lo llevó de regreso a la cima del ranking, con campeonatos en Roland Garros y el US Open incluidos.

Llega como el seis del mundo y esta vez no tendrá un paseo en las playas de Guerrero, porque por primera vez competirá en cemento y no en su superficie favorita, la arcilla.

Siempre preparado para las sorpresas, Djokovic llega a México de última hora. El serbio, segundo de la ATP, monopolizó el circuito entre 2014 y finales del 2016, pero llega en horas bajas.

Tras ganar Australia y Roland Garros el año pasado, cayó en la tercera ronda de Wimbledon y en la primera de los Olímpicos de Río; ni siquiera pudo sumar su grande 13, al perder en la final del US Open.

Entregó el número uno del mundo y la tristeza se prolongó hasta este año, cuando fue eliminado en la segunda ronda de Australia, llega a México buscando un lugar donde iniciar de nuevo.

La organización no necesitó anunciar a Novak para vender boletos, porque ya estaban agotados. “Vamos a tener llenos desde lunes, martes, miércoles, y más allá del factor Nadal, con la calidad de los tenistas que vienen, el espectáculo está garantizado”, señaló Raúl Zurutuza, director del torneo.

COMPAÑÍA DE LUJO

Pero los dos ex número uno estarán acompañados por otros jugadores de clase mundial. 

Levanta la mano el campeón vigente del torneo, el austriaco Dominic Thiem, octavo del ranking internacional. El joven de 23 años ni siquiera pudo superar la etapa de calificación del Abierto Mexicano en 2014, pero regresó dos años después para ganar su primer título de un evento 500.

Repetir luce complicado para Thiem, quien se coronó el domingo en Río y comparte cuadro con tres jugadores que están por delante de él en el ranking, incluido Marin Cilic.

El croata, séptimo de la ATP, ya sabe lo que es ganar un Grand Slam, con el US Open del 2014, aunque no ha tenido suerte en Acapulco, después de perder en su debut el año anterior frente a Ryan Harrison.

Si estos nombres no fueran suficientes, la organización consiguió uno de sus viejos objetivos, el argentino Del Potro. El sudamericano disputó la edición del 2006 en Acapulco, pero también cayó en primera ronda.

A partir de ahí, a pesar de las constantes lesiones, conquistó un grande, el Abierto de Estados Unidos en 2009 y el año anterior vivió un regreso de ensueño, con la medalla de plata en Río y la coronación en la Copa Davis.

“Fue un objetivo que nos tomó mucho tiempo, es un ganador, ha luchado de forma impresionante para que las cosas le salgan bien; va a llegar a Acapulco fino, recuperado de las actividades después de un año que cerró a tambor batiente y eso es positivo”, aseguró Zurutuza.

Aunque aparece en el lugar 42 del ranking mundial, Djokovic y Nadal comprobaron su peligrosidad en los Olímpicos, cuando los dejó sin medallas.

Los seis magníficos los completa el belga David Goffin, décimo de la ATP, para cerrar una edición de lujo. 

Compra aquí tus boletos para el Abierto Mexicano de Tenis