Se divierten y practican con niños en Los Cabos

Cientos de pequeños de diversas fundaciones participaron en el tradicional Kid's Day del Abierto de Los Cabos, en el que jugaron con profesionales como Manuel Sánchez

Manuel Sánchez en el Kid´s Day del Abierto de Los Cabos
Manuel Sánchez en el Kid´s Day del Abierto de Los Cabos (Juan Pablo Sánchez)

Enviado, Los Cabos, BCS

La tradición del Kid's Day del Abierto Mexicano de Tenis también llegó al de Los Cabos, y tras celebrarse por primera vez el año pasado, en la edición de debut del torneo, cientos de niños experimentaron por unos minutos el juego con las raquetas, las pelotas y pisar el estadio en el que compiten Tomas Berdych o Feliciano López.

La jornada para los niños del Centro de Rehabilitación Infantil, del DIF y otras organizaciones comenzó en punto de las ocho de la mañana, cuando llegaron a la Escuela Delmar, sede del certamen de tenis. Los primeros ejercicios fueron estiramientos, una lotería humana, y bailes al ritmo de la música que sonaba en todo el complejo.

Después llegó el tiempo de avanzar hacia la cancha principal, para lucir sus mejores golpes. El ejercicio consistía en pasar la pelota del otro lado de la red, primero a los profesores, y después a dos participantes del torneo, el mexicano Manuel Sánchez y el filipino Treat Huey, experto en dobles.

El más divertido pareció el local, quien convivió durante muchos minutos con los niños y hasta les ofreció consejos:

"Este tipo de eventos motivan mucho a los chavitos, de eso se trata, quedé muy contento de participar y convivir con ellos; es una gran experiencia, me acuerdo cuando era chico, siempre tienes un sueño, ves a los profesionales como modelos a seguir, y al ser mexicano les puedo ayudar a tener alguien a quien ver", afirmó.

Sánchez pasó algunos minutos en intercambios con niños en sillas de ruedas, que compitieron de tú a tú con el nacional, que avanzó a la segunda ronda de dobles junto al australiano Matthew Ebden, y tras el final de la actividad, y de la fotografía del recuerdo, fue buscado por todos para que les firmara una gorra o la playera.

"Estaban motivados, contentos, y hacerlos sonreír es lo menos que podemos darles, me alegra mucho verlos jugar y divertirse, y espero que un futuro ellos sean los próximos campeones", aseguró.

Tras la dinámica, en la que no faltaron las risas y sobre todo los bailes improvisados, uno de los más felices era el director del Abierto de Los Cabos, José Antonio Fernández, quien destacó una de las tradiciones de los dos torneos que se llevan a cabo en México.

"El año pasado hicimos el primero en Los Cabos, y derivado del éxito, este año vamos a tener dos, uno con un tinte social, con niños de distintas casas hogares, y fundaciones, y el jueves otro con los alumnos de la escuela, es un compromiso que tenemos, y traerlos, darles la oportunidad de pisar el estadio, de estar con los jugadores, bailar, y tener un desayuno es algo importante, estamos contentos porque vino muchísima gente", comentó.

Pero el compromiso no quedó ahí, ya que el directivo anunció que para el futuro, la apuesta del certamen es por tener más lugares en los que los niños de la región puedan practicar este deporte.

"En México hay pocas canchas públicas, nuestro compromiso para el año entrante es colocar una, por medio de la cual con la comunidad de Los Cabos podamos ofrecer esto, que los niños tengan la oportunidad de jugar tenis gratis, porque hoy en este país es solo a través de clubes privados, y sembrar estas semillas es algo que queremos hacer aquí y en Acapulco".