Dan inicio al Abierto de Los Cabos

Los dos primeros sembrados del torneo de tenis, el checo Tomas Berdych y el estadunidense Sam Querrey arrancaron de forma oficial las actividades con un partido amistoso en el mar

Tomas Berdych y Sam Querrey iniciaron las actividades del Abierto de Los Cabos
Tomas Berdych y Sam Querrey iniciaron las actividades del Abierto de Los Cabos (Juan Pablo Sánchez)

Los Cabos, BCS

La segunda edición del Abierto de Los Cabos arrancó de forma oficial con la fotografía del torneo, protagonizada por los dos primeros sembrados del torneo, el checo Tomas Berdych y el estadunidense Sam Querrey, quienes disputaron un partido amistoso en un barco, con uno de los símbolos de la región, El Arco, como fondo.

Los dos semifinalistas de Wimbledon hace unas semanas lucieron impresionados por la vista, sobre todo Berdych, quien de inmediato tomó varias fotografías con el celular, para guardar la espectacular vista del mar.

"Es muy bonito, es la primera vez que estoy en México, así que es algo único tener la oportunidad de jugar aquí y ver esa parte de la naturaleza; soy europeo, es algo diferente, pero es fantástico ver el mar", señaló el jugador 14 del ranking ATP.

En cambio, para el norteamericano fue una vista más conocida, porque el año pasado ya estuvo en ese lugar, y afirmó que es un visitante habitual de Baja California Sur.

"He estado aquí 10 o 12 veces, así que he visto mucho El Arco y es muy bonito, es diferente, no muchos lugares tienen este tipo de paisajes, es un gran cambio respecto al resto de los torneos", aseguró.

Después de admirar las formaciones rocosas por algunos minutos, fue tiempo de saltar a la pequeña cancha colocada en el barco en medio del mar, para disputar varios puntos. Querrey impuso mayor fuerza, pero su rival prefirió bajar el ritmo y solo pasar la pelota del otro lado, para divertirse.

En cuanto a las vestimentas, Tomas eligió short, playera y tenis, mientras que Sam, más relajado, optó por unas sandalias y bermudas, además de la camiseta y gorra.

"Las primeras impresiones son muy buenas, es un lugar hermoso, la gente es amable y amistosa, es el tipo de cosas que quieres ver, así que fue una buena elección venir", señaló el checo.

Al ser los dos favoritos del certamen, el pequeño partido amistoso, que terminó con un saludo y las habituales fotografías para presentar el Abierto, pudo ser un adelanto del duelo final en Los Cabos, el próximo sábado, si ambos superan los obstáculos previos.

"Es divertido, ahora estás en esta pequeña cancha, con este hermoso fondo, y luego vas a la grande, en la que pelearás por las victorias; somos los dos mejores sembrados, así que podemos enfrentarnos, tenemos que ganar tres partidos, esperamos hacerlo y sería bueno para el torneo", dijo Berdych.

A Querrey también le gustaría un partido menos amistoso con el checo, pero prefiere ir paso a paso: "Es divertido estar aquí con Tomas, está en buena forma después de Wimbledon, yo estoy jugando bien, así que esperamos vernos en la final, pero veremos cada partido, están (los españoles Albert) Ramos-Viñolas, (Fernando) Verdasco y (Feliciano) López, así que no puedes adelantar una final".

Por lo pronto, el duelo soñado entre los dos favoritos en Los Cabos ya ocurrió, pero en medio del mar, y con El Arco como juez de silla.