Muguruza llega a semifinales en Cincinnati

La española se convirtió en la primera semifinalista del Masters 1000 al vencer este viernes por 6-2, 5-7 y 7-5 a la rusa Svetlana Kuznetsova

Gabiñe Muguruza
Gabiñe Muguruza (AFP)

Cincinnati, Ohio

La tenista española Gabiñe Muguruza, cuarta cabeza de serie, se convirtió en la primera semifinalista del Masters 1000 de Cincinnati al vencer este viernes por 6-2, 5-7 y 7-5 a la rusa Svetlana Kuznetsova, octava preclasificada.

Muguruza, que salió al campo con un crespón negro en su gorra en homenaje a las víctimas de los atentados ocurridos el jueves en la Ramblas de Barcelona, ciudad en la que residió hasta hace un año, y en Cambrils, tuvo que disputar dos horas y 45 minutos antes de conseguir la victoria, la quinta que tiene en los seis duelos mantenidos contra Kuznetsova.

La rival de Muguruza en las semifinales será la ganadora del partido de cuartos de final, aplazado el jueves por lluvia y que disputan la checa Karolina Pliskova, cabeza de serie número uno, y la italiana Camila Giorgi.

La primera manga fue dominada por Muguruza que tuvo mejor saque, jugó un gran resto --hizo dos breaks-- y colocó excelentes golpes cruzados desde el fondo de la pista.

Luego llegaría la segunda en la que las dos intercambiaron su mal juego con el saque al romperlo dos veces --tercero y séptimo juego para Muguruza y sexto y octavo para Kutnosova--, hasta que en el duodécimo la tenista rusa logró el decisivo para empatar el partido y forzar el tercer set.

Todo estaba igual que al comienzo del partido a pesar de haber jugado una hora y 46 minutos.

Tampoco cambió mucho el juego en la tercera manga, que comenzó con la perdida de saque por parte de Kuznetsova, que lo recuperó en el segundo.

A partir de ese momento ambas tenistas mantuvieron su saque hasta que en el undécimo fue Muguruza la que consiguió la rotura después de tener cuatro pelotas para hacerlo.

Luego con su saque dominó para un 40-0, pero dejó que Kuznetsova lo empatase con tres tantos seguidos y hasta que la actual campeona de Wimbledon en la cuarta pelota de partido lo aseguró y consiguió la maratoniana victoria.