La lluvia salva a Djokovic; Federer gana en la central

La lluvia provocó que Novak Djokovic dejara a un lado su partido contra Sam Quarrey, mientras que Federer no tuvo problemas contra el inglés Daniel Evans

LONDRES, Inglaterra

La lluvia salvó al serbio Novak Djokovic, tres veces ganador de Wimbledon y actual defensor, porque su partido se disputaba en la pista 1, una de las exteriores del recinto, cuando quedó interrumpido, con el estadunidense Sam Querrey ganando por 7-6 (6) y 6-1.

En este caso, no jugar en la central benefició al número uno del mundo, que tras 73 minutos de lucha veía peligrar su estatus, y su objetivo de seguir en la lucha por ganar los cuatro grandes en la misma temporada.

El suizo Roger Federer, por su parte, si logró acabar la jornada con victoria, porque su partido estaba programado en la pista central, la única con techo retráctil, donde se impuso por 6-4, 6-2 y 6-2 al británico Daniel Evans, para ganar el partido 150 de su carrera sobre hierba.

Federer se enfrentará en la siguiente ronda, con el ganador del encuentro entre el búlgaro Grigor Dimitrov y el estadounidense Steve Johnson, suspendido cuando el segundo dominaba por 4-3.

El ganador de 17 grandes se aseguró así un billete para la segunda semana de Wimbledon y de una forma plácida, pues primero le tocó en suerte el 772 del mundo, Marcus Wilis, y luego el 91 Evans, mientras que Djokovic tendrá que sufrir y remontar este sábado si quiere acompañarle.

"Estoy muy contento de la forma que he jugado. Yo no hice el sorteo pero ha sido divertido jugar primero contra Marcus y ahora Dan", dijo Federer cuyo récord en hierba es ahora de 150-22. "Siempre es un placer jugar contra jugadores locales en este torneo, especialmente", dijo el suizo que ya tiene 305 victorias en Grand Slam, a una de la líder indiscutible, la estadounidense de origen checo Martina Navratilova.

"He vuelto a la vida", resumió el argentino Juan Martín del Potro al regresar tres años después de su último partido en la central de Wimbledon al mismo escenario, para avanzar a la tercera ronda, con una victoria ante el suizo Stan Wawrinka por 3-6, 6-3, 7-6 (2) y 6-3.

"Es increíble, acabo de vencer a uno de los tíos que juegan mejor. No esperaba ganar, pero me he superado a partir del segundo set, y he estado disfrutando este momento", dijo Del Potro nada más confirmar su victoria.

"Esta es mi segunda o tercera carrera", señaló al referirse a sus múltiples operaciones de muñeca, "quiero jugar tenis de nuevo, lo he pasado muy mal, es una gran sensación y me gusta".

"Ahora estoy en la tercera ronda de un Grand Slam después de tres años. Todo lo que viene a continuación es positivo y estoy en el buen camino para hacerlo bien al cien por cien", añadió.

Aquel verano de 2013, "Delpo" cayó en semifinales frente al serbio Novak Djokovic en un duro partido por 7-5, 4-6, 7-6 (2), 6-7 (5) y 6-3. Este viernes, con el techo cerrado debido a la lluvia, el jugador de Tandil dejó fuera de combate al cuarto favorito en dos horas y 44 minutos.

Este mismo viernes 1 de julio, pero hace 50 años, Manolo Santana consiguió el primer título de Wimbledon para el tenis español al derrotar en la final al estadunidense Dennis Ralston, en esa misma pista, en la que el jugador de Tandil logró la cuarta victoria en seis encuentros ante Wawrinka, y la cuarta consecutiva además.

Del Potro se enfrentará contra el francés Lucas Pouille (32) que derrotó a estadunidense Donald Young, 6-4, 6-3 y 6-3 en una hora y 27 minutos.

Jo-Wilfried Tsonga, duodécimo favorito, por su parte, se impuso al argentino Juan Monaco, por 6-1, 6-4 y 6-3 en 83 minutos

El francés, semifinalista en dos ocasiones en Wimbledon (2011 y 2012) venció a Monaco, por séptima vez. Con esta victoria, el francés le ha ganado en todas las superficies.

En el cuadro femenino, la estadunidense Serena Williams, defensora del título, logró calmar sus nervios, y aunque destrozó una raqueta sentada en su silla, y la lanzó luego al foso de los fotógrafos, logró vencer a su compatriota Cristina Mchale, por 6-7 (9), 6-2 y 6-4 en dos horas y 30 minutos.

Su hermana Venus, octava favorita, superó a la rusa Daria Kasatkina, por 7-5, 4-6 y 10-8 y será la rival de la española Carla Suárez en los octavos de final.

Venus, que ganó cinco veces Wimbledon, entre los siete grandes que colecciona, tiene 36 años y es la más veterana del cuadro femenino este año. Su partido se suspendió por la lluvia cuando disponía de una segunda oportunidad para cerrarlo con 7-6 y 40-30 en el tercer parcial. Su rival salvó ese "match-point" en la reanudación pero luego Venus se mostró implacable.

Venus tiene 78 victorias en Wimbledon, y es la segunda con más éxitos detrás de su hermana Serena con 80. "Si juego ante Venus sé que es una rival dura, con mucho historia aquí. Ha tenido muy buenos momentos en este torneo y siempre es especial jugar contra ella, pero habrá que ser conscientes de que es una jugadora peligrosa", analizó Suárez, tras superar a la neozelandesa Marina Erakovic, por 6-2 y 6-3.