En juego de tenis, interpretan versión nazi de himno alemán

El equipo alemán de la Copa Fed se mostró molesto cuando se cantó el himno con una letra que remite a la época del Holocausto.

Solista interpretando el Himno de Alemania en Copa Fed
Solista interpretando el Himno de Alemania en Copa Fed (EFE)

Hawái

Un embarazoso error en la interpretación del himno de Alemania, que se cantó con una letra que remite a la época nazi, enfureció al equipo germano de Copa Fed en la primera jornada de su duelo ante Estados Unidos en Hawái.

"Fue un momento que me dejó en 'shock'. Es con diferencia lo peor que me ha pasado en mi vida", aseguró la alemana Andrea Petkovic, que para colmo perdió luego por 7-6 (12-10) y 6-2 su partido contra Alison Riske.

Algo más calmada y con algo más de "perspectiva", la jugadora admitió un día más tarde que no fue la peor experiencia de su vida. "Pero sí lo peor que me ha pasado en mi vida en la Copa Fed", matizó.

El incidente se produjo el sábado antes del comienzo de los singles, cuando un solista cantó completa la primera estrofa del Himno alemán, que empieza con la famosa frase "Deutschland, Deutschland über alles" (Alemania, Alemania por encima de todo).

Esa estrofa no forma parte de la letra oficial del himno, ya que se asocia a los tiempos del nazismo y fue suprimida tras la Segunda Guerra Mundial.

"No podía creerlo", dijo la jefa del equipo, Barbara Rittner, que calificó la jornada de "día de mierda" después de que su segunda jugadora, Julia Görges, se lesionara en la rodilla en su partido ante Coco Vandeweghe. El duelo, no obstante, fue suspendido por la lluvia y se retomará hoy con 6-3 y 3-1 para la local.

"Podría haberme echado a llorar. Fue sencillamente un momento increíblemente triste y chocante. No me podía explicar cómo podía pasar. Lo encuentro inexcusable. Es un escándalo", agregó Rittner.

La Federación Estadunidense, responsable de la organización, no tenía una explicación para el error. Los anfitriones se disculparon enseguida con el equipo alemán, los miembros de la delegación y los pocos fans presentes en el Royal Lahaina Resort de Maui.

Pero sobre todo Petkovic, una jugadora políticamente comprometida, encontró el incidente imperdonable.

"Fue la encarnación de la ignorancia. Estamos en 2017, estamos en el siglo XXI. Y algo así no puede ni debe pasar", dijo la emocional tenista de 29 años. "Nunca en mi vida me sentí tratada con menos respeto. Si jugáramos en Tumbuctú o en algún lugar perdido, de acuerdo, pero ¿en Estados Unidos? ¿En el siglo XXI?"

En su aclaración del día siguiente, Petkovic se mostró más conciliadora. "Temíamos que todo se volviera luego contra nosotras", explicó. "Yo perdí el partido e inmediatamente me preguntaron por el himno. Eso explica quizá algo mejor mi emocional forma de expresarme. Con distancia y más racionalidad, puedo ver las cosas como fueron: un error por el que los estadounidenses se disculparon".

Poco antes de las once de la mañana del sábado, el "speaker" del estadio hawaiano pidió a los espectadores que se levantaran para escuchar los himnos nacionales. Tras las primeras cuatro palabras, jugadoras y técnicos empezaron a mirarse incrédulos.

A Julia Görges se le pusieron los ojos llorosos. El coentrenador Dirk Dier se echó desconcertado las manos a la cara. El equipo y los espectadores intentaron contrarrestar cantando "Einigkeit und Recht und Freiheit" (Unidad y justicia y libertad), la primera línea de la estrofa oficial del himno, pero ante el altavoz a disposición del cantante no había opción.

Por un momento, Petkovic pensó en abandonar el estadio. Rittner meditó ir hasta el otro lado de la cancha y arrancar el micrófono al solista.

El texto de las tres estrofas de las que se compone la "Canción de los Alemanes" proviene de 1841. La primera de las estrofas; sin embargo, se cantaba en la época del nazismo junto al hoy prohibido himno del partido, el "Horst-Wessel-Lied".

Compra aquí tus boletos para el Abierto Mexicano de Tenis

Avergonzada, la Federación Estadunidense (USTA) distribuyó un comunicado y mandó incluso a su nueva directora de tenis profesional, la ex presidenta de la WTA Stacey Allaster, a una casi vacía sala de prensa para pedir excusas.

"La USTA pide una sincera disculpa al equipo alemán de Copa Fed y a los fans", escribió la organización en Twitter. "Este error no volverá a pasar".