Ernesto Escobedo es una promesa como de casa

El tenista estadounidense debuta en el Abierto de Los Cabos, en el país donde nacieron sus padres; su objetivo es sumar puntos para calificar a las Finales de la nueva generación en Milán

Ernesto Escobedo, la promesa del tenis en el Abierto de Los Cabos
Ernesto Escobedo, la promesa del tenis en el Abierto de Los Cabos (Ivan López )

Los Cabos, BCS

Alrededor del complejo en el que se disputa el Abierto de Los Cabos todos los letreros, pendones o espectaculares son en inglés. La cercanía con Estados Unidos provoca que mucha gente de ese país acuda al torneo, mientras toma vacaciones.

Nadie representa mejor esa dualidad del certamen que Ernesto Escobedo, tenista norteamericano, nacido en Los Ángeles, California, que proviene de una familia zacatecana, desde donde ha llegado al puesto 83 del ranking mundial, a los 21 años, como una de las promesas más sólidas del Tour.

Aunque habla un poco de español, Neto se siente más cómodo platicando en inglés al referirse a su primera participación en el torneo ATP categoría 250.

"Me siento feliz, me encanta estar aquí, así que espero mi debut aquí", señaló a La Afición.

Escobedo ya tuvo la oportunidad de jugar un torneo del Tour en el país de sus padres, hace unos meses en Acapulco, cuando venció en primera ronda a su compatriota Stefan Kozlov, antes de caer frente a otro estadunidense, Steve Johnson, por lo que sabe que para los aficionados será local.

"He estado en muchos torneos en México, me siento muy cómodo al jugar en este fantástico país. Mi familia es de aquí, así que siempre hay gente que me viene a ver, por ejemplo esta semana habrá 10 integrantes de mi familia en las tribunas y es un gran apoyo", reconoció.

Sus padres se conocieron en Jerez, Zacatecas, antes de mudarse a California, por lo que a pesar de crecer del otro lado de la frontera, Ernesto tiene arraigada esa parte mexicana en la sangre.

"Es muy importante para mí, porque aunque nací en Los Ángeles, sé muy bien que mi familia vino desde México, y la historia de mi familia empezó aquí. Es importante regresar y es un privilegio tener dos herencias", compartió.

Su debut en Los Cabos no será sencillo, se medirá al español Fernando Verdasco, sexto sembrado, y a quien ya enfrentó este año, en la segunda ronda del Masters 1000 de Miami, cuando perdió por parciales de 7-6 (9) y 7-5.

"Será un partido divertido, jugué contra él hace unos meses en Miami, fue muy cerrado, así que espero el encuentro", aseguró.

RUMBO A LAS FINALES

En lo que va del año, Neto superó la primera ronda del Abierto de Australia, antes de encontrarse con otro español, David Ferrer en la segunda. Tras su paso por Acapulco llegó a las semifinales en Houston, después de eliminar en cuartos al estadunidense John Isner, para ascender a gran velocidad en el ranking, aunque cayó en el debut en Roland Garros y Wimbledon.

"Ha sido un gran año, disputé mi primera semifinal de la ATP en Houston, empecé la temporada como 140 y estaba 69 (hasta la semana anterior), así que di un gran salto, pero todavía tengo mucho por aprender en el Tour, varias cosas por mejorar como jugador, espero hacerlo y convertirme en un mejor tenista".

Esta aparición en la clasificación lo ha colocado en la pelea por un puesto en las Finales de la nueva generación del Tour, que se darán por primera vez en la historia, en Milán, en noviembre, con los siete menores de 21 años con mejor ranking en el año, además de un invitado especial; por ahora, Escobedo es noveno.

"Pensé que era el número uno (bromeó), pero es una gran idea, es el primer año que se llevará a cabo, con los mejores ocho jugadores menores de 21 años, así que es el único año que lo puedo disputar, porque ya tengo 21, espero lograrlo, será un evento interesante", comentó.

Sobre esta nueva generación, encabezada por el alemán Alexander Zverev y el ruso Karen Khachanov, Ernesto deseó que trascienda en el futuro: "Hay muchos buenos jugadores jóvenes, todos están empujando al resto a hacerlo mejor, y espero que en los próximos años podamos estar en el Top 20 o en el Top 10".

Sin embargo, descartó que vayan a tomar de inmediato el lugar de Roger Federer o Rafael Nadal.

"La gente dice que están grandes, pero basta con verlos, se llevan cada torneo, juegan su mejor tenis, sobre todo Roger", concluyó.