Una tarde con el mentor de Sharapova

Nick Bollettieri, el hombre que encaminó a la tenista rusa

Maria Sharapova en conferencia de prensa
Maria Sharapova en conferencia de prensa (Mexsport)

Acapulco, Guerrero

A los seis años de edad, en una clínica de tenis en la ciudad de Moscú, la rusa María Sharapova recibió un consejo de la legendaria Martina Navratilova: si quería convertirse en profesional, debía ir a la academia de tenis de Nick Bollettieri en Bradenton, Florida, Estados Unidos.

Coincidiendo con la presencia de Sharapova en Acapulco, también estuvo el legendario entrenador de 83 años para compartir su experiencia y recordó la llegada de la rusa a su escuela.

"Desde el primer minuto que llegó a la academia, en su mente ya era una ganadora", contó el estadunidense a La Afición.

Con los años junto a ella, Nick Bollettieri puede describir la personalidad de quien hoy es perseguida por decenas de cámaras de medios y de fans adonde quiera que va. "Es una joven con mucha determinación, siempre está concentrada en sus propios asuntos, no se preocupa de todo lo de alrededor, es un ejemplo perfecto de cómo debe ser un campeón tanto dentro como fuera de la cancha", señaló. Sobre su estilo en la pista, afirmó que no tiene secretos, y que la número dos de la WTA solo tiene una vía para ganar.

"Su juego es de una sola forma: darle con todas sus fuerzas a la pelota, quedarse en la línea de fondo, tomar buenos ángulos de las respuestas de su rival. Es difícil vencerla", agregó.

Pero la rusa no es la única, también el primer sembrado de la rama varonil en Acapulco, el japonés Kei Nishiori, estuvo en su academia. Pero describir ese estilo sí representa problemas para el veterano.

"No puedo decir nada, solo Dios sabe cómo va a jugar, lo debe confundir a él, porque su anticipación es fantástica, Agassi dijo que es probablemente el mejor realizador de tiros, y si su servicio mejora, continuará creciendo", concluyó Nick.