Tras el desencanto de París, Djokovic apunta a Wimbledon

El serbio Novak Djokovic debutará en Wimbledon este lunes, con lo que afirma, se ha enfocado completamente en revalidar su título.  


Novak Djokovic, celebra victoria besando su trofeo
Novak Djokovic, celebra victoria besando su trofeo (AP)

Ciudad de México

Después de perder en la final del Abierto de Francia, Novak Djokovic no quiso saber nada de tenis. En todo caso, el desencanto apenas duró una semana. Ahora, al tocarle debutar en Wimbledon el lunes, el número uno del mundo se enfoca en revalidar su título.

"Me tomó algo de tiempo recuperarme y descansar tras París. No quería pensar mucho en el tenis", dijo Djokovic, quien cayó en cuatro sets ante Stan Wawrinka en Roland Garros, el único título de las cuatro grandes citas que falta en su palmarés. "Empecé a entrenar en césped hace 10 días".

"Ahora mismo, creo que estoy al ciento por ciento", añadió.

Wimbledon arranca este año un poco más tarde de lo normal, con un intervalo de tres semanas desde el Abierto de Francia. Esto ayudó a que varios jugadores un margen más amplio para la transición del ritmo pausado en la arcilla al vértigo del césped. Otros prefirieron descansar.

Roger Federer y Andy Murray, dos de los principales adversarios de Djokovic en All England Club, se adjudicaron títulos en torneos de césped en la antesala a Wimbledon. Pero Djokovic no ha disputado un partido competitivo desde que enfrentó a Wawrinka en París.

"No me inquieta para nada, lo digo francamente. Sólo busco estar en mi mejor condición física", señaló Djokovic el domingo. "Estoy al tanto del ajuste que se tiene que hacer para los desplazamientos, el estilo de juego y el aspecto mental cuando uno pasa de las pistas de arcilla a las de césped".

Petra Kvitova, la vigente campeona de la rama femenina, no pondrá en marcha su campaña hasta el martes. La checa y segunda preclasificada se medirá contra la holandesa Kiki Bertens en la primera ronda.

Kvitova tampoco ha jugado desde Roland Garros, donde perdió en los octavos de final. También se tomó una pausa de los compromisos en el circuito al inicio del año, ausentándose de torneos en París y Florida.

"Me siento mucho mejor. Estoy muy contento de volver a jugar, lo que me gusta", dijo Kvitova. "Fue una difícil decisión perderme dos torneos importantes en marzo. Tuve que hacerlo. Y me siento aliviada de haberlo hecho".

Si Kvitova repite en la final, podría encontrarse con Serena Williams. La máxima preclasificada, en busca de su tercer título de Grand Slam este año, debuta el lunes contra la rusa Margarita Gasparyan.

Kvitova superó a Williams en las semifinales del Abierto de Madrid a inicios de mayo.

"Fue una tremenda victoria, nunca le había ganado", dijo Kvitova. "Tenía clara la manera con la que tenía que jugarle. Esa es la clave si quiero ganarle. Pero hay un largo recorrido por delante para poder enfrentarme con ella aquí".

La otra candidata en el cuadro femenino es Maria Sharapova, la campeona del Wimbledon 2004. Sharapova es la cuarta cabeza de serie y se estrena contra la británica Johanna Konta, un turno después del debut de Djokovic en la principal pista el lunes.

El duelo de fondo en la Central durante la jornada inaugural tendrá como protagonista a Wawrinka contra el portugués Joao Sousa.

Wawrinka desembarca en Wimbledon tras conquistar el segundo grande de su carrera en París. También se proclamó campeón del Abierto de Australia 2014.

Aunque el césped no es su superficie favorita, el suizo se siente optimista.

"Cada año me ha ido mejor. Creo que desde hace tres años me siento realmente bien", afirmó Wawrinka. "Creo que puedo hacerlo bien en césped. Estar preparado físicamente es fundamental, para saber moverme".

Pese a la victoria de Wawrinka sobre Djokovic en Francia, el serbio de 28 años sigue siendo el favorito en Wimbledon.

Djokovic tiene foja de 41-3 este año y cuenta con dos títulos en All England Club, donde el año pasado doblegó a Federer en una final que se fue a cinco sets.

Pero le ha tocado un duro debut ante Philipp Kohlschreiber, un alemán de 31 años que ha vencido a Djokovic una vez en siete años.

"Espero salir enchufado con mi mejor nivel, que será necesario para poder ganarle a Kohlschreiber", resaltó Djokovic. "Es la primera ronda más complicadas que me podrían tocar. Pero esto es un Grand Slam y es lo que te toca hacer".