Kokkinakis ganó batalla juvenil

El australiano dio la sorpresa en el Abierto de Los Cabos y venció al octavo sembrado, el estadunidense Frances Tiafoe

Thanasi Kokkinakis
Thanasi Kokkinakis (Tomada de Twitter @AbiertoLosCabos)

Enviado, Los Cabos, BCS

El duelo más atractivo en la primera jornada del Abierto de Los Cabos 2017 lo protagonizaron dos de las jóvenes promesas del Tour: el estadunidense Frances Tiafoe y el australiano Thanasi Kokkinakis, con triunfo para el segundo por 7-6 (3) y 7-6 (10).

La celebración de la victoria fue especial para el de Oceanía. Alejado de la gira ATP por casi dos años, emprende el duro camino de regreso como 454 del ranking, y recibió un wild-card de la organización para disputar el certamen.

En su vuelta ha tenido estos motivos de alegría, como al robarle un set al japonés Kei Nishikori en Roland Garros, o al argentino Juan Martín del Potro en Wimbledon.

Fue su primer duelo ganado en cancha dura este año y no fue ante cualquier rival, sino frente al octavo sembrado en Baja California Sur.

Tiafoe por su parte, apareció en el radar al robarle un episodio a Delpo en Acapulco hace unos meses, y es uno de los mejores ubicados para disputar las Finales de la nueva generación en Milán, en noviembre.

Se ubica en el puesto 67 de la clasificación, pero se encontró con un rival dos años mayor (21 por 19), inspirado.

Antes que las lesiones lo alejaran de los torneos, Kokkinakis había demostrado lo que exhibió en Los Cabos: saque poderoso, capacidad física y buena técnica.

Por eso el partido resultó atractivo, con intercambios cortos y destellos de calidad de ambos lados. Ni siquiera hubo interrupciones, porque en el primer set ninguno pidió revisión.

Con pocas oportunidades de quiebre en ambos lados, el set se dirigió a un irremediable final, el tie-break.

Ahí Thanasi estuvo mejor, al conseguir el primer mini rompimiento, que luego cedió, pero recuperó en el siguiente punto. Con su saque no falló y con el servicio de su rival se apuntó la manga.

El segundo episodio siguió el mismo patrón, excepto por algunos detalles del australiano, que pidió el primer reto del duelo y lo ganó.

Luego en el séptimo game del parcial, se quejó del tobillo derecho y caminó mal por un par de puntos.

Sin oportunidades de rompimiento de ningún lado, Kokkinakis se molestó con el juez por no repetir una acción en el noveno juego (4-4), aunque controló su explosivo carácter.

Tiafoe aseguró un nuevo desempate, pero de nuevo el de Oceanía estuvo mejor, a pesar de tener que ganar tres veces el punto para ponerse 1-1, antes de dos mini quiebres que sentenciaron el duelo, no sin algo de drama incluido. Tras meses de sufrimiento, Kokkinakis sonríe en Los Cabos.