A completar el círculo

En el torneo de Wimbledon, que comienza hoy, la número uno del mundo, Serena Williams, buscará ganar su cuarto título de Grand Slam consecutivo, y lograr una proeza que consiguió hace doce años; aunque en la mira también tiene el llevarse los cuatro grandes al final de esta temporada


Serena Williams, tenista estadounidense
Serena Williams, tenista estadounidense (EFE)

CIUDAD DE MÉXICO

La última vez que Serena Williams perdió un partido de Grand Slam fue el sábado 28 de junio de 2014. En Wimbledon, la Catedral del Tenis, la número uno del mundo fue sorprendida por la francesa Alizé Cornet en dos horas y cuatro minutos en la tercera ronda, a pesar de que la tenista gala había perdido el primer set 1-6. Sin embargo, la número 25 del planeta en ese momento se impuso 6-3 y 6-4 en los episodios definitivos.

Ese día la estadunidense cometió siete dobles faltas, 29 errores no forzados y dio 15 oportunidades de quiebre a su rival, para despedirse temprano de Londres, como le había ocurrido en 2013, en cuarta ronda. Pero a partir de ahí la menor de las Williams ha dominado el circuito femenil en los torneos grandes.

3 OCASIONES se ha coronado en la arcilla de Roland Garros: 2002, 2013 y 2015.

Se impuso en septiembre del año anterior a su amiga Caroline Wozniacki en la Final del US Open, luego a la rusa María Sharápova en el duelo decisivo de Australia este 2015 y en este mes a la checa Lucie Safárová en Roland Garros. Hoy, en el inicio de la edición 2015 de Wimbledon, Serena está a las puertas de completar el Grand Slam de manera particular, al conseguir los títulos de los cuatro torneos más grandes de este deporte en orden, aunque no en el mismo año calendario; una hazaña que también ve de reojo.

 La norteamericana buscará repetir esos títulos consecutivos que ya consiguió, cuando se quedó con los Abiertos de Francia, Inglaterra y Estados Unidos de 2002 y con el de Australia en 2003. No ha sido la única en lograrlo, la estadunidense de origen checo, Martina Navratilova, se coronó en seis grandes consecutivos, aunque no pudo quedarse con el Grand Slam, ya que ganó en Wimbledon, US Open y Australia (se jugaba a final de año) en 1983, y el siguiente año se impuso en Roland Garros, Londres y Flushing Meadows.

 También la alemana Steffi Graf consiguió los cuatro más importantes, aunque no en el año calendario, cuando se impuso en París, Wimbledon y Nueva York en 1993 y en Melbourne en 1994. Tras el caso de Navratilova, la ITF (Federación Internacional de Tenis) decidió reconocer a la norteamericana con el Grand Slam, aunque no lo ganó en el mismo año. Sin embargo, esto cambió y ni a Graf ni a Serena le hicieron válida esta excepción.

6 VECES ha ganado el Abierto de Australia: 2003, 2005, 2007, 2009, 2010 y 2015.

En la Constitución de la ITF para este año se afirma: ‘Los títulos de Grand Slam son los campeonatos de Australia, Francia, Estados Unidos y Wimbledon. Los jugadores que ganan los cuatro títulos en un año calendario consiguen el Grand Slam. Los jugadores que lo han hecho hasta ahora son seis’. No obstante, tras enumerar a quienes lo han logrado tanto en la rama varonil como en la femenil, viene una nota sobre Navratilova, Graf y Serena que consiguieron los torneos de forma consecutiva. 

 A pesar de que la ITF no lo reconozca como Grand Slam, imponerse en Wimbledon sería para Serena cerrar de nuevo el círculo y confirmar que en estos 12 años desde que ganó los cuatro grandes en orden, solo ha habido un nombre en el tenis femenil. Williams podría, a los 33 años, convertirse en la primera tenista en completar dos veces el Grand Slam en orden, aunque no en el mismo año. Si lo logra, le faltará el US Open para que sea oficial