Tercera oportunidad

Andy Murray y Serena Williams perdieron las finales de Australia y Roland Garros esta temporada, pero tienen la posibilidad de revancha en el Grand Slam de pasto, Wimbledon, que inició hoy

Serena Williams y Andy Murray
Serena Williams y Andy Murray (AP )

Ciudad de México

El tercer Grand Slam del año comienza esta mañana, y entre los 256 participantes en las ramas varonil y femenil de Wimbledon, dos tendrán más sed de revancha que el resto.

Hasta el momento, los protagonistas de la temporada han sido el serbio Novak Djokovic, ganador en Australia y Roland Garros, y quien suma cuatro grandes en fi la; la alemana Angelique Kerber, monarca en Australia, y la española de origen venezolano, Garbiñe Muguruza, campeona en Roland Garros hace menos de un mes.

Las víctimas en esas cuatro finales se reducen a dos, en los hombres Andy Murray, y en las mujeres Serena Williams. Ambos han llegado al último día de competencia en los dos torneos, pero se han ido a casa con el trofeo de segundo lugar.

El británico ha tenido que contemplar los festejos de Nole en Australia y en Roland Garros, y parece el único capaz de terminar con la racha de cuatro majors en fila para el serbio; para su consuelo o pesadilla, lo encontraría hasta la final de Wimbledon.

Es la tercera oportunidad para Murray para sumar el tercer Grand Slam en su carrera. El escocés pertenece al grupo llamado Big Four, junto a Djokovic, el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal, pero se ha quedado lejos en cuanto a títulos importantes.

Mientras Federer tiene 17, Rafa 14 y Nole 12, Andy solo se ha coronado en el Abierto de Estados Unidos en 2012 y en Wimbledon hace tres años, precisamente ante Djokovic, pero desde esa fecha las victorias en los majors han escaseado. Llegó a la final en Australia en 2015 y a las dos de esta temporada.

Incluso ha visto cómo el suizo Stan Wawrinka lo alcanzaba con su par de títulos.

Nacido una semana antes que Djokovic, Murray tiene un récord de 10-24 ante el serbio, y aunque este año lo derrotó en la final del Masters 1000 de Roma, cayó en los duelos decisivos de Australia, Roland Garros y Madrid.

Andy parece el único capaz de detener un año histórico para Novak.

SE LE RESISTE

Una historia similar vive Serena Williams. La estadunidense se coronó en Wimbledon el año anterior, con lo que alcanzó 21 títulos de Grand Slam en la Era Abierta, a solo uno del récord de la alemana Steffi Graf, con su ritmo, la marca parecía romperse pronto.

Sin embargo, tras caer en las semifinales del US Open, perdió la final en Australia de este año contra Angelique Kerber, y la de Roland Garros frente a Garbiñe Muguruza.

Serena enfrenta a partir de hoy a la tercera oportunidad para alcanzar a Graf, y aunque no ha tenido rival en el circuito de la WTA desde hace dos años, ha fallado en los momentos importantes con Kerber y Muguruza.

A los 34, Serena sueña con reactivar su cosecha de grandes, frenada en 21, lo hará en Wimbledon, en donde se ha coronado en seis ocasiones.